“Guadalajara está parada”. Este es el lema que se ha irrumpido por sorpresa en la campaña electoral de la ciudad alcarreña.

Con un estilo de cómic ochentero, han aparecido en la ciudad un par de carteles de al menos 2 metros colocados en la Calle Mayor, que denuncian la situación de parálisis en la que se encuentra la ciudad. La ubicación tiene toda la intención, pues es precisamente esta parte de Guadalajara, el centro y en particular la Calle Mayor, donde es más evidente esta sensación de parón.

La principal arteria peatonal de la ciudad, que arranca con la Plaza de Santo Domingo y termina en el icónico Palacio del Infantado, es hoy una sucesión interminable de negocios cerrados, edificios deshabitados, solares vacíos, andamios colocados a principios de siglo y, sobre todo, un carrusel sin fin de carteles de se vende, se alquila, se traspasa.

La campaña se desarrolla también en redes sociales, desde la página de Facebook Guadalajara está parada, en la que se aportan datos, informaciones y sobre todo imágenes de la situación que se denuncia.

Todo parece indicar que podría tratarse de parte de la campaña electoral de alguno de los partidos que concurre a las elecciones, pero de momento ninguno ha asumido la autoría de esta misteriosa e ingeniosa iniciativa. Es más, todos los consultados se han desvinculado. Tampoco lo ha hecho ninguna de las asociaciones de la ciudad con las que ha contactado este periódico.

Así pues, habrá que esperar al desenlace. Si el derroche de ingenio sigue siendo el mismo, podrá resultar hasta entretenido hacer un seguimiento a esta singular campaña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − cuatro =