Se habla poco de esta cuestión que podría ser de relevancia: la celebración de los juegos militares mundiales en el mes de octubre en Wuhan.

Poco a poco vamos conociendo casos que señalan al hecho de que personas provenientes de todo el mundo, militares, se habrían podido infectar allí y después, regresar a sus países con COVID-19 desde Wuhan.

Militares franceses

Precisamente esta semana conocíamos el caso de los atletas franceses que afirmaban haber tenido síntomas tras su participación en los juegos. Hoy conocíamos que varios militares españoles también tuvieron los mismos síntomas.

También de la delegación italiana

Se suman así a los casos del militar italiano, Matteo Tagliariol, medalla de oro en espada individual en Pekín en el año 2008, que ha afirmado lo siguiente: «Cuando llegamos a Wuhan casi todos enfermamos. Pero lo peor fue el regreso a casa. Soy asmático. Después de una semana tuve fiebre muy alta, sentí que no podía respirar. La dolencia ni siquiera desapareció con antibióticos. Me recuperé después de tres semanas y estuve débil mucho tiempo. Fue entonces cuando mi pareja y mi hijo enfermaron. Todavía no se hababla del virus, pero cuando se comenzó a hablar, identifiqué que lo había tenido», según ha publicado la Gazzetta dello Sport.

En Suecia, también

Un mes antes de que China alertase de la presencia de COVID-19, el virus podría estar ya en Suecia.

Así lo ha comentado esta semana Anders Tegnell, epidemiólogo jefe de la agencia de sanidad sueca. Es el propio Estcolmo el que sitúa a Suecia como primer país europeo en tener el virus. Y precisamente, Tegnell señala a los participantes de los VIJuegos Mundiales Militares de Wuhan.

Militares españoles: La incógnita de Torrejón de Ardoz

Tal y como informábamos esta mañana, hay militares españoles que han afirmado tener síntomas de COVID-19 tras volver de los juegos de Wuhan. Sorprendentemente desde el ministerio de Defensa no se les ha realizado ninguna prueba ni se ha confirmado si, efectivamente han estado o no infectados o expuestos al virus. 

Cabe recordar que, ya el 1 de marzo se publicaba en la televisión pública de Madrid que «la mayor incógnita en estos momentos radica en el municipio madrileño de Torrejón de Ardoz, donde se habían registrado varios enfermos sin que el origen estuviera claro». De hecho, Torrejón de Ardoz se señaló como el principal foco de infección de Madrid. 

Para conocer los casos que se han producido en la base militar de Torrejón de Ardoz, pulse aquí.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre