Foto: Agustín Millán.

Los sindicatos UGT y CCOO se han concentrado en toda España bajo el lema “No al despido por enfermedad” para protestar contra la sentencia del Tribunal Constitucional que avala el despido objetivo para las bajas justificadas, en base al artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores impulsado por la reforma laboral de 2012. En Madrid cientos de personas se han concentrado frente al Congreso de los diputados, donde han asistido el secretario general de CCOO, Unai Sordo y la vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, junto a los secretarios generales de CCOO y UGT de Madrid, Jaime Cedrún y Luis Miguel López Reíllo,

Exigen que prevalezca el derecho a la salud de los trabajadores, frente a los intereses económicos de las empresas

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha participado en la concentración ante la delegación del Gobierno en A Coruña.

Miles de personas han protestado contra la sentencia del Tribunal Constitucional que considera la baja médica causa objetiva de despido. Los sindicatos reclaman a los partidos políticos y a sus grupos parlamentarios, un compromiso para derogar urgentemente este precepto legal, que es injusto y ampara la discriminación, haciendo prevalecer los intereses económicos de las empresas sobre la salud de los trabajadores.

Este artículo existe desde 1980 pero fue endurecido sustancialmente por la reforma laboral de 2012.  Así, las personas trabajadoras se ven empujadas a no poder ausentarse justificadamente de su puesto de trabajo y a reincorporarse sin haber podido recuperar su salud con el consiguiente riesgo para ellos y para el resto de la plantilla.

La reciente sentencia del Tribunal Constitucional consagra la preeminencia de la productividad y de los beneficios empresariales frente a los derechos de los trabajadores, como pueden ser, el derecho al trabajo y a recuperar la salud tras una enfermedad.

Las personas trabajadoras se ven empujadas a no poder ausentarse justificadamente de su puesto de trabajo y a reincorporarse sin haber podido recuperar su salud y no ser despedidos, con el consiguiente riesgo para ellas y para el resto de la plantilla.

UGT y CCOO han reclamado al mismo tiempo, la derogación de las reformas laborales, que han mermado los derechos de los trabajadores y han debilitado la negociación colectiva, al romper el equilibrio de las relaciones laborales, en favor de los empresarios.

El secretario general de UGT ha reclamado una “respuesta a la alarma social que se ha generado la sentencia”, que para Pepe Álvarez “es la gota que colma el vaso. Hay que derogar el artículo del Estatuto de los Trabajadores que permite considerar la baja médica una causa objetiva de despido y que pone en evidencia, que la reforma laboral solo sirve para explotar a los trabajadores”, ha señalado.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo ha pedido también “la inmediata derogación del artículo 52.d del ET, que ya está provocando más despidos objetivos por enfermar y que los trabajadores y trabajadoras acudan a trabajar sin estar recuperados por miedo al despido, con el consiguiente riesgo para ellos y sus compañeros”.

Las concentraciones han reclamación de derogación de la reforma laboral y de pensiones, de las reformas de la desigualdad y la austeridad. Para el secretario general de CCOO, es necesario la rápida formación de un gobierno que “gobierne para la mayoría social, con un programa que desmonte la reforma laboral, garantice el sistema público de pensiones y mejore sus ingresos y, asimismo, emprenda una agenda reformista para adaptar la economía española al futuro”. Objetivos que, para Unai Sordo son perentorios.

Para Pepe Álvarez, secretario general de UGT, “la sentencia del TC es Cruel e inhumana”, por eso “reiteramos la voluntad de derogación de las reformas laborales”. Además “este fallo es rechazado por la inmensa mayoría de las trabajadoras y trabajadores, pero también, por el conjunto de las ciudadanas y ciudadanos de nuestro país», recalcado.

Los sindicatos UGT y CCOO no cejarán hasta reequilibrar el marco legislativo y ajustarlo a la realidad del siglo XXI, “es urgente suprimir un precepto legal que ampara la discriminación por cuestiones de salud, además de peligroso que los trabajadores vayan a su puesto de trabajo enfermos”, ha denunciado Pepe Álvarez.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + 18 =