Foto: Agustín Millán

Decenas de miles de catalanes han colapsado Barcelona en protesta contra la sentencia del ‘procés’ dictada por el Tribunal Supremo. Una vez más, el independentismo ha exhibido músculo donde sabe que está fuerte: en su inmensa masa social que responde una y otra vez a las convocatorias de los líderes soberanistas. En general ha sido una jornada pacífica y las cinco columnas que formaban las denominadas Marchas por la Libertad han llegado al centro de la ciudad sin incidentes.

Sin embargo, hacia las cinco de la tarde, en los alrededores de la Jefatura Superior de la Policía Nacional, en vía Laietana, algunos cientos de activistas trataron de lanzar pintura y huevos, así como un humo azul verdoso para dificultar la visibilidad, y se produjeron varias cargas policiales que han dejado al menos tres detenidos, dos de ellos menores. Además, al menos un policía resultó herido. Todo ello hace prever que la noche va a ser larga y tensa, tal como ha ocurrido a lo largo de la última convulsa semana en Cataluña.

Los agentes antidisturbios formaron un cordón de seguridad alrededor de las instalaciones policiales mientras que los activistas de los CDR apilaban cartones, contenedores y otros objetos (algunos ya en llamas) tratando de formar una barricada, al tiempo que avanzaban hacia las fuerzas de seguridad en un juego de tira y afloja con los efectivos policiales. Se escucharon cánticos como “Barcelona es antifascista” y “Fuera fuerzas de ocupación”.

Mientras tanto, en el centro de Barcelona decenas de miles de personas culminaban la manifestación donde se leyeron algunos manifiestos. El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, celebró que una vez más la ciudadanía haga una demostración de compromiso político, y avisó: “No nos paramos ante un Estado que dice que no podemos manifestarnos y condena los derechos fundamentales”, informa Europa Press.

Por su parte, el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha afirmado que “la Cataluña real” es la que se está movilizando este viernes y no la que ha provocado altercados estos días. “La Cataluña real es la de la gente que hoy ha parado el país para reivindicar sus derechos y libertades”, ha afirmado en declaraciones a los medios antes de la manifestación convocada por la Intersindical-CSC y la IAC por la huelga general.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha asegurado que trabajará para que las decisiones judiciales relacionadas con el ‘procés’ se cumplan “dentro y fuera” de España tras la reactivación de la euroorden contra el expresidente catalán, Carles Puigdemont, que sigue fugado de la Justicia en Bélgica.

Por su parte, todos los servicios mínimos en transportes y comunicaciones se han cumplido a lo largo de la jornada de huelga general: el 33% en Cercanías; la mitad de los servicios en Metro y autobús en hora punta y el 25% en el resto de horarios. En el aeropuerto de El Prat la mitad de vuelos han operado mientras que Vueling ha sido la compañía que más aviones ha cancelado. En la empresa privada el seguimiento ha sido desigual. Seat ha cerrado su planta y hay importantes pérdidas en el transporte de mercancías. Bonpreu ha enviado a casa a sus 7.000 empleados con permiso retribuido, mientras que el 40 por ciento de las Pymes han cerrado.

En la Universidad el seguimiento ha sido masivo: el 90 por ciento. En las escuelas de Primaria y Secundaria los servicios mínimos se cumplieron con un profesor por cada seis 6 alumnos. En general en el sector de los funcionarios el paro ha sido moderado, en torno al 30 por ciento.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre