jueves, 11agosto, 2022
34 C
Seville

Miénteme, por favor

Gonzalo Osés
Gonzalo Oséshttp://www.gonzalooses.es
Soy abre puertas, se me da bien conectar necesidades con soluciones. Me rijo por tres frases: la de mi madre “la vergüenza pasa y el provecho queda en casa”; la de mi padre, “la persona más feliz es la que menos necesidades tiene”; y la mía, “para crear valor hay que tener valor”. En plan profesional, soy FEO (Facilito Estrategias Operativas), cofundador de Xaudable, conecto innovación con el mercado, mentor y docente en @eoi y @SEK_lab. Emprendedor con mi startup de comida rápida saludable. Autor libro “abre puertas, cómo vender a empresas”. Miembro de @Covidwarriors. En otras décadas organicé en IFEMA la feria Casa Pasarela y fui gerente de un concesionario oficial en Madrid de motos Honda. Licenciado en Dirección y Administración de empresas por CEU San Pablo, diplomado en diseño industrial por IED (Instituto Europeo Di Design), master de comunicación aplicada en Instituto HUNE.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Entramos en época electoral, y a partir de ahora, vale todo. En campaña electoral es legal que los candidatos a las diferentes elecciones democráticas ya sean locales, autonómicas o generales, mientan a su electorado. ¿Por qué? Pues porque a toro pasado, quien gane y no pueda aplicar su poco concreto programa electoral se podría ver a diario en un juzgado de denuncia en denuncia. 

Lo anterior, sería si estuviéramos en USA, donde las elites intentan gobernar a golpe de sentencia judicial. Aquí, en el cuarto estado de la Unión Europea también, pero no solo judicializar lo que se tiene que dialogar y pactar en el Congreso de los Diputados. Si no, que en la piel de toro, es deporte nacional denunciar en los juzgados a los gestores públicos para socavar la confianza que los votantes depositaron en ellos en plena precampaña. Como son procesos lentos, cuando sale el juicio se ve que no había causa legal, saliendo muy rentable al denunciante. Deberían inhabilitar de por vida en un cargo público a los que se demuestre que denunciaron solo por difamar para modificar votos. Claro, ¿quien va a hacer una ley contra sí mismo?

Sí, ya entro en lo que han decidido que esta semana hablemos la mitad de los españoles en el bar de la redes sociales. De cómo la prensa ya no es el cuarto poder, si es que alguna vez lo fue, y tan solo son unos mandados paga hipotecas, como todo hijo de vecino. Escribo son, porque no soy periodista, como mucho calumnista.

Para mí, toda comunicación (incluida este texto) es un acto de manipulación hacia tu persona. Es más fácil estar callado y otorgar. Por ello, no acabo de comprender cuál es el problema de que los medios de comunicación creen noticias a medida, si tu tienes el suficiente pensamiento crítico para no hacerlas caso. O ¿acaso no cuestionabas la única solución que planteaba el profe de matemáticas en el colegio? ¿No? A ver, ¿si va a ser que tu cerebro prefiere tomar decisiones en base a delegar en otros la comprobación de lo que te cuentan? Que ya se encargará tu cerebro de rellenar el contexto de los relatos ajenos.

Nunca es tarde si la dicha es buena, así que, si te atreves a entrenar tu pensamiento crítico, te sugiero que te descargues en tu móvil las aplicaciones de LA RAZÓN y EL DIARIO.ES porque son los dos diarios de ámbito nacional que ofrecen gratis sus noticias. Así podrás comprobar cómo un mismo hecho noticioso te lo cuentan cada uno desde su sesgo ideológico.

 Es curioso, como en la mañana del martes 12 de julio, ambas cabeceras abren cuestionando cómo llega Pedro Sánchez al debate del Estado de la Nación, y antes de hablar de la falta de acuerdo del bipartidismo en CGPJ, en EL DIARIO.ES hay cuatro noticias hablando de la guerra sucia que se recogen en los audios de Villarejo con Cospedal y Ferreras, que desveló El País. En cambio, en LA RAZÓN no hay ni una sola noticia sobre ese tema en toda la portada. Si bien la «viñeta de Caín» quedaría muy bien para mi columna. La verdad está ahí fuera en un punto intermedio entre tus valores y tus miedos.

Si eres más de radio, te invito a que alternes cada día La Ser con La Cope, y sobre los programas de televisión, ¿no me digas que sigues viendo la caja que te atonta?

GO!

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído