Después de pasar por alto el mes de mayo, donde generalmente muchos de los inversores tienden a hacer balance antes que empiece el periodo estival, podemos afirmar que los que han decidido continuar en el mercado probablemente no se estén arrepintiendo.

Cuando lo normal y después  de un cuatrimestre tan bueno en renta variable como hemos pasado, lo apropiado es retirarse en mayo,  pero muchos inversores han optado por permanecer en el mercado y no creerse del todo las incertidumbres que planeaban en el horizonte,  que por cierto,  no eran pocas hace unas semanas.

En realidad esas incertidumbres que aparecieron hace semanas no se han resuelto del todo,  de hecho las presiones que vienen del otro lado del charco por parte de Donald Trump siguen siendo bastante fuertes, generando tensiones geopolíticas que no se están reflejando,  al menos de momento,  en el mercado de renta variable.

Y es que durante las últimas 10 jornadas del Ibex 35 hemos registrado 7 alcistas consecutivas, mostrando una fortaleza bastante fuerte,  que esperemos que se siga prolongando al menos hasta el final del trimestre.

Con todo esto parece que se han mejorado las perspectivas alcista para este trimestre,  ya que era muy importante el consolidar todas las subidas de principios de año.

Con una semana que nos espera con el punto de mira en los principales bancos centrales,  que podrán marcar el rumbo de los próximos meses con una agenda significativa, nos encontramos que uno de los eventos macroeconómicos más importantes con el que contamos es la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos,  el día 19 de este mismo mes,  donde van a decidir el entorno de tipos de interés de los próximos meses.

Todos estamos pendientes de lo que va a pasar a partir de esta reunión,  por lo que nos mantenemos a la expectativa,  esperando que no sea del todo desfavorable para el conjunto del mercado.

Daniel García, analista deXTB

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre