Un adolescente de 15 años llamó al teléfono de emergencias 112 para alertar a la Guardia Civil de que su padre iba al volante del vehículo, un camión en el que viajaban ambos, bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Los hechos ocurrieron el pasado 3 de enero, según ha informado la Guardia Civil. Este cuerpo estableció entonces un dispositivo de búsqueda que desembocó en la localización del camión en la carretera autonómica CM-2105, dentro del término municipal de la ciudad de Cuenca.

Los agentes sometieron al camionero a dos pruebas de alcoholemia que arrojaron un resultado positivo de 0,90 y 0,88 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, lo que multiplicaba casi por seis la tasa máxima permitida para los conductores profesionales.

Ante este hecho, el conductor, residente en Murcia, ha pasado a disposición judicial acusado de un presunto delito contra la seguridad del tráfico por conducir bajo la influencia del alcohol, un delito que puede ser castigado con penas de prisión de entre tres y seis meses, una sanción económica, trabajos en beneficio de la comunidad y la retirada del permiso de conducir de uno a cuatro años.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior¿Qué pretende la banca con los afectados del IRPH?
Artículo siguienteEl PSC relanza el diario digital Endavant! para hacerlo referente de los progresistas
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho − 4 =