La Literatura, el Teatro, el Cine, investigaciones de las universidades de  mayor prestigio y la prensa como Diario16 han reactualizado el tema del  trasporte marítimo y su incidencia perversa en el costo de  los alimentos y en los sueños incumplidos.

La OCDE, institución dependiente de la ONU/OEA, años atrás remarcó que el impulso del trasporte marítimo de las grandes empresas era muy positivo para reducir los precios de los alimentos. Pero esta conclusión es falaz,  cuando se  advierte que esa vía  es el principal medio de envío de falsificaciones y sugiere fortalecer a las aduanas.

“Los megabuques de la Armada del capitalismo destruyen el mundo”: El encallamiento del barco Ever Given en el Canal de Suez y las consecuencias económicas que ha tenido han abierto el debate sobre la utilización de estos megabuques de transporte de mercancías que se están convirtiendo en una verdadera arma de destrucción masiva contra el planeta” (*)

“Megabuques: la UE está obligada a prohibir su circulación y entrada en los puertos”. La proliferación de los grandes barcos de transporte de contenedores tiene unas consecuencias nefastas tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas, lo que debe provocar la reacción inmediata de la Unión Europea para proteger a su ciudadanía. (**)

La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) y la Organización  para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), ahora remarcan que el transporte marítimo en contenedores sigue siendo la mayor vía de entrada de falsificaciones, en términos de valor de los productos ilícitos.

También se menciona que  la falsificación de equipos de protección individual y medicamentos como consecuencia de la crisis de la COVID-19 ha dejado al descubierto la necesidad de lograr unos avances significativos en la lucha contra este comercio ilícito.

La comunidad más pequeña del mundo va tomando conciencia que cuidar sus recursos naturales es asegurar la vida del planeta. En América Latina, Brasil y Argentina son los países que registran  más gasto público en educación. Y  Perú y República Dominicana, son los últimos de la lista.

Una reflexión sobre este oscuro horizonte, nos ofreció en Lima la obra “La ciudad bajo el mar” con la participación del Coro Nacional de Niños y la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil Bicentenario. La historia y libretos pertenecen la escritora Maritza Núñez Bejarano y la música original al compositor ancashino Nilo Velarde. Una obra que abre el programa por el Bicentenario de Independencia de Perú.

Esta obra alarma, provoca dolor en el corazón porque  desalienta el espíritu y la mente de los amantes del  teatro.  “La ciudad bajo el mar” es auspiciada por la Unión Europea y el Patronato Pro-Coro Nacional de Niños.

“La ciudad debajo del mar”, nos  recuerda el comentario del  Nobel  Saramago, quien en un lleno  del zoom de la  Universidad  de Lima, comentó  que va  en  aumento el consumo  del hombre de carne humana. Se refería a que la creciente migración del África a la vieja y opulenta Europa, termina en la mayoría de casos por  naufragio en los mares y de los cadáveres se alimentan los peces y estos son alimento preciado de paladares  exquisitos…

Los arrecifes de coral, abundantes camino a la Antártida, también son lugares que confieren a este mar una peligrosidad extrema, ya que son sitios muy bonitos pero que pueden resultar letales. Entre estas barreras de coral se pueden camuflar muchos depredadores que nos pueden hacer daño si no advertimos su presencia.

“El tesoro de los incas” o “Dos mil leguas por debajo de América” (italiano: Duemila leghe sotto l’ America o Il tesoro misterioso​) es una novela de aventuras del escritor italiano Emilio Salgari. El ingeniero Webber es el protagonista de esta historia.

Gracias a un anciano indio llamado Sinoki que le da el mapa del tesoro de un antiguo emperador Inca y sus compañeros: O,Connor, Morgan y Burthon se enfrascan en una aventura subterránea por el interior del continente Americano en busca de este misterioso tesoro con el fin de conseguir el dinero necesario para ayudar a la tribu india de Sinoki y claro también para llevarse ellos una parte del tesoro. El viaje estalla.  En  uno de los días de trayecto un terremoto derribo una de las cúpulas donde estaban los aventureros matándoles a todos menos…

Noticias vigentes. Aunque la mayoría de la población no lo crea, los barcos que llevan los contenedores a los principales puertos del mundo se han ido modernizando y, sobre todo, han aumentado su tamaño hasta convertirse en megabuques con capacidad para transportar más de 20.000 contenedores, lo que a las compañías y a las dictaduras del capital les produce un ahorro de costes que luego no se traslada al precio final que pagan los consumidores, sino a los beneficios y los dividendos de sus máximos accionistas, nos explica Diario16  de Madrid (*).

El problema de estos megabuques está en que permiten a las dictaduras del capital cuadruplicar las ganancias del transporte marítimo, tal y como afirmaron diferentes expertos en el programa de televisión Horizonte. Sin embargo, las consecuencias para el planeta son tan negativas que el capitalismo ha vuelto a hacerlo y ha transformado una herramienta esencial para el desarrollo de la humanidad, como es el transporte marítimo, en una verdadera arma de destrucción masiva. “Los megabuques provocan casi un tercio de las emisiones de gases contaminantes”.

 Ahora que todo el mundo está empezando a concienciarse del cambio climático, las dictaduras del capital no dudan en utilizar estas embarcaciones porque los beneficios son muy altos. La National Oceanic Atmospheric Administration publicó un estudio en el que se demostraba cómo los megabuques representaban casi un tercio de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. Sólo las 15 embarcaciones de transporte marítimo más grandes del mundo contaminan el equivalente a 760 millones de coches.

Un llamado urgente. La literatura sobre los mares han quedado cortas con la actual degradación de los mares. La actividad y la construcción de estos megabuques han incrementado, por ejemplo, las enfermedades y las muertes por su elevado número de emisiones contaminantes, o los costes que provocan a los sistemas de salud pública.  Las personas afectadas por esa contaminación  suponen cada año cientos de millones de euros o dólares y las administraciones públicas carecen  de voluntad y de dinero para actuar .

El Tesoro de los Incas” es una novela de aventuras de Emilio Salgari que roza la ciencia ficción. El autor italiano es famoso por sus narraciones de aventuras ambientadas en parajes exóticos, en esta ocasión, el turno es de América. El Ingeniero Webber acude al lecho de muerte de su amigo, el indio Sinoki, depositario de un asombroso secreto: un viejo pergamino con el mapa del tesoro perdido de los Incas. La travesía en tormentosas cavernas subterráneas va desde la legendaria “Cueva de Mammouth …more

Cuando los personajes están establecidos, el viejo, que tras 84 días sin lograr pescar nada, se adentra solo en el mar y finalmente encuentra un enorme marlín (pez vela similar al pez espada), que solucionaría todos sus problemas, y que le devolvería la gloria de sus tiempos pasados. Tras mucho luchar y sufrir, consigue hacerse con el pez, que es incluso mayor que la propia barca. Durante toda su lucha, recuerda y echa de menos al joven que le ayudaba, y también recuerda sus épocas de joven. Durante el camino de regreso a casa, el viejo se encuentra con multitud de tiburones, quienes poco a poco van devorando al pez, y lo van dejando sin carne***.

*Información de Diario16 en América. Los-megabuques-de-la-armada-del-capitalismo-destruyen-el-mundo. La mayoría del 60% de toda la cocaína que llega a EEUU pasa ahora por América Central, de acuerdo con el Departamento de Estado.

** Biblioteca Muncipal de Huaylas.

Unesco-Congreso Washington DC.

*** Elmercuriodigital.net.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Marco Polo se trajo un mega buque con 20.000 contáiners de espaguetis de China por eso los americanos están tan gordos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre