Médicos Sin Fronteras (MSF) reanuda sus operaciones de búsqueda y rescate para salvar vidas en el Mediterráneo central, a la vez que condena la inacción criminal de los gobiernos europeos.

El retorno de la organización médico humanitaria al mar se produce después de una campaña de dos años en la que parte de los gobiernos de la UE ha tratado de poner fin a la labor humanitaria de las ONG en el Mediterráneo y ha normalizado unas políticas vengativas que no han hecho más que causar muertes en el mar y sufrimiento en el conflicto libio.

«Los políticos quieren hacernos creer que las muertes de cientos de personas en el mar y el sufrimiento de los miles de refugiados y migrantes atrapados en Libia son un precio aceptable a pagar para controlar la migración», dice Sam Turner, coordinador general de MSF para la misión de búsqueda y rescate en el Mediterráneo y para Libia. “La dura realidad es que mientras anuncian el fin de la llamada crisis migratoria en Europa, ignoran la crisis humanitaria que estas políticas perpetúan en Libia y en el mar. Todas estas muertes y todo este sufrimiento se pueden prevenir, así que mientras continúen, nos negamos a permanecer de brazos cruzados «, añade Turner.

El nuevo barco de búsqueda y rescate, el Ocean Viking, está operado conjuntamente con la ONG francesa SOS Mediterranée y pondrá rumbo al Mediterráneo Central a finales de este mes.

Sin apenas barcos de rescate en el Mediterráneo central y los últimos vestigios de la capacidad de búsqueda y rescate europeos abandonados imprudentemente, esta ruta marítima es la ruta migratoria más mortal de todo el mundo. En lo que va de año, al menos 426 hombres, mujeres y niños han muerto al intentar alcanzar Europa, 82 de ellos en un solo naufragio ocurrido hace tan sólo dos semanas. Además, los buques comerciales se encuentran en una posición insostenible, atrapados entre el deber de rescate y el riesgo de quedar varados en el mar durante semanas debido al cierre de los puertos italianos y la incapacidad de los Estados de la UE para acordar un mecanismo de desembarque.

Compartir
Artículo anteriorLos afectados del Popular acorralan a Europa
Artículo siguienteDos cuidadores detenidos por robar 200.000 euros a la anciana a la que cuidaban
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 − cuatro =