La organización Médicos Sin Fronteras solicita a los gobiernos y Gavi -La Alianza de Vacunas– que exijan a las farmacias que vendan cualquier futura vacuna contra la COVID-19 a precio de coste y hagan público el importe del desarrollo y producción de estas vacunas.

La prioridad de la agenda del Consejo de Gavi – la Alianza de Vacunas-, que se reúne el 24 y 25 de junio, es la discusión sobre la implementación del COVAX (también conocido como Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19). Se trata de un nuevo mecanismo desarrollado por Gavi para pagar a las empresas farmacéuticas por adelantado por posibles futuras vacunas contra la COVID-19.

A puerta cerrada

Médicos sin Fronteras reconoce sentir cierta desconfianza con que el dispositivo ha sido diseñado en gran medida a puerta cerrada, sin apenas participación de la sociedad civil ni de organizaciones como MSF.

En su primera propuesta para asegurar compromisos de volumen de vacunas, “Gavi aseguró que se pediría a los fabricantes que se comprometieran a ser transparentes respecto a los costes de producción, y que Gavi aspiraría a establecer un precio basado en este coste de producción con un aumento marginal”, afirma la ONG sanitaria.

Sin embargo, MSF recuerda también que en la versión más reciente de la nota de orientación técnica de la implementación del COVAX, se incluyen muy pocos requisitos que obliguen a las corporaciones farmacéuticas a ser transparentes.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre