Miles de personas han sido desplazadas por la ofensiva militar en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria. Por ello, Médicos sin Fronteras (MSF) planea aumentar la asistencia médica y la distribución de ayuda en respuesta a sus crecientes necesidades. La organización también está pidiendo a las autoridades turcas que faciliten el tránsito de personal y suministros esenciales al noroeste de Siria.

Desde el 1 de diciembre de 2019, más de 948.000 personas se han visto obligadas a huir de sus hogares por los bombardeos y el fuego de artillería en la gobernación de Idlib, en el noroeste de Siria, según la ONU. Estos desplazamientos masivos de población, en solo unas pocas semanas, son un hecho sin precedentes desde el comienzo del conflicto en el país, hace ya nueve años.

Frontera

Muchos de los desplazados se concentran en un área pequeña junto a la frontera turca. Se enfrentan a una situación crítica,  especialmente porque muchas de ellas ya han tenido que huir varias veces. Encontrar un lugar seguro donde refugiarse es muy difícil. Se necesitan tiendas de campaña con urgencia ya que a veces las personas se ven obligadas a dormir al raso, en edificios sin terminar o en refugios improvisados.

Los campos están superpoblados y las instalaciones de agua y saneamiento no cubren las necesidades de todas las personas desplazadas, las que ya estaban allí desde hace meses y las que han llegado en las últimas semanas. Esta situación aumenta los riesgos de aparición y de contagio de enfermedades relacionadas con el agua. Los desplazados necesitan urgentemente productos básicos como colchones, mantas, ropa de invierno, kits de higiene, etc.

Con el fin de responder a las necesidades de todos estos desplazados, MSF va a ampliar sus actividades.

Durante las próximas semanas, la organización centrará sus esfuerzos en la distribución de artículos de primera necesidad como tiendas de campaña, utensilios de cocina, esteras para el suelo, mantas y otros artículos de primera necesidad. El suministro de un primer lote de tiendas y artículos de esenciales se está organizando para llegar a 800 familias desplazadas en Idlib. MSF también trata de encontrar fórmulas para proporcionar atención traumatológica y reforzar la atención primaria para las poblaciones desplazadas.

La capacidad de MSF para aumentar su asistencia dependerá de la posibilidad de poder enviar de forma constante y regular artículos de primera necesidad y suministros médicos, así como equipos a Siria para apoyar a sus colegas sirios. Estos se encuentran agotados después de años de trabajo en condiciones extremadamente difíciles de violencia y miedo.

MSF no tiene una presencia permanente en Turquía. Para poder ampliar su respuesta, solicita a todas las autoridades turcas que faciliten el tránsito de suministros y personal al noroeste de Siria.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLa OMS intensifica las medidas para mejorar el acceso a sangre segura
Artículo siguienteVisibilidad internacional
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre