El tiempo obliga a echar fuera tanto dolor acumulado porque, de lo contrario, la muerte acecha. Y eso es lo que le pasó a Rocío Carrasco, la hija de la inigualable Rocío Jurado, y lo que finalmente ha hecho. La muerte la rondó en 2019 en un intento de suicidio después de soportar durante años el escarnio de la plaza pública con la connivencia mediática de grupos de comunicación como Mediaset, el mismo conglomerado mediático que ahora le ha dado ahora voz a esta presunta víctima de violencia machista a la que la justicia no creyó cuando recurrió a ella, una historia que se repite en infinidad de casos de mujeres que denuncian violencia machista: el sistema no las cree, ni jueces, ni fiscales, ni peritos. Nadie. Hasta que explotan.

Pero no todas tienen la suerte de poder desmoronarse entre lágrimas de dolor ante una cámara de televisión y un micrófono como ha podido hacer la hija de la cantante en el programa especial ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’, cuya primera entrega ha emitido Telecinco este domingo. Rocios Carrascos hay muchas, demasiadas mujeres anónimas que sólo tienen el consuelo de un reducido grupo de allegados anónimos que las creen. Ahora, en un intento de rizar el rizo, Mediaset ha decidido despedir al presunto maltratador y ex pareja de Rocío Carrasco, Antonio David Flores, al que hasta ayer mismo mantenía en nómina y le ha venido poniendo la alfombra roja durante los últimos años en sus programas de mayor audiencia para que pueda aplicar a placer la revictimización a la que ha venido sometiendo presuntamente a su ex pareja, que no ha dado su versión de los hechos durante más de dos décadas. Hasta este domingo, que finalmente lo ha hecho entre lágrimas de dolor y desconsuelo.

Apoyo del Gobierno

El programa de Telecinco ha registrado en su primera entrega el seguimiento de más de 3,7 millones de espectadores, colocándose como el estreno con mayor seguimiento de la temporada de toda la televisión en abierto. Fue el espacio más visto del domingo con el 33,2% de share, con especial seguimiento entre los espectadores de entre 16 y 44 años (37,7%). Con la ayuda de este programa especial, Telecinco sumó un 20,8% de share, su mejor dato en domingo sin evento deportivo desde junio de 2013.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, y otros destacados políticos han apoyado a Rocío Carrasco, lo que ha cosechado las críticas del partido ultraderechista Vox, que, enarbolando una vez más el inexistente Síndrome de Alienación Parental (SAP), ha criticado que el Gobierno apoye a una mujer a la que la justicia no ha creído cuando denunció en su momento.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. La violencia de género es algo muy serio, como para frivolizarlo en un espectáculo como el de ayer, amenizado con música y demás efectos.
    Más aún, cuando lo que hay es mercadeo puro y duro con los malos tratos, siento verdadero rechazo, tanto por el que cobra, como por el que paga.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre