Empieza a ponerme nervioso la espera. Ya se acerca la fecha, sí, se acerca, se acerca, no queda tanto para que se dispute el Gran Premio de Australia. Entro en los grupos de Facebook, en la página oficial de la F1, entro en mi memoria y corro sobre mis nervios.

A ver si hubiera suerte y me hubiera equivocado y no fuera necesario esperar tres semanas todavía… porque en realidad ya no son tres semanas, sino menos. Estoy escribiendo en domingo, así que hoy ya no cuenta, y tampoco cuenta el Domingo 17 de marzo que será cuando se disputará la carrera en Albert Park y en lo alto del podio estará… hummm, no me atrevo o más exactamente no quiero todavía hacer ni apuestas ni especulaciones. ¡Emoción, intriga, lucha! Los dragones mecánicos montados por los mejores jinetes del universo.

Si me pongo optimista en realidad aún falta menos, porque el 14 de marzo estará ya la noria de las ruedas de prensa: la sonrisa ansiosa de Vettel, la desafiante de Daniel Ricciardo, la un poco tontona y prepotente de Max Verstappen, la sonrisa sobrada de Lewis Hamilton, la aplicada de Carlos Sainz, la ambiciosa de Leclerc, la banfla y conformista de Valteri valterito valterito….

Ddiiiooooos….!!!! qué ganas tengo de que empiece el circo ya, EL GRAN CIRCO DE LA FÓRMULA 1, a veces me digo que no me importa ni me gusta tanto, pero eso evidente es porque soy capaz de mentirme hasta a mí mismo.

Qué empiece ya, por favor, que pasen rápido los días. ¿No conoce nadie ningún buen truco para acelerar el calendario y el reloj?

Otro burbon, camarero, por favor, que de algún manera tengo que entretener la espera. Albert Park… Melbourne… ¡qué bien suena! Estoy por colarme de polizón en un avión.

 

Tigre tigre.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + diecinueve =