Parece que ya está cantando, que nada menos que el presidente de Brasil, el no demasiado amado internacionalmente Jair Bolsonaro, ha intervenido en persona para acabar con el patrocinio de Petrobras que en 2018 firmó un acuerdo con McLaren por cinco años.

Pero Bolsonaro, por alguna razón, no le gusta McLaren, y se cuenta que los hilos han comenzado a cortarse y que la McLaren podría quedar sin uno de sus principales sponsor amén de valioso colaborador técnico, al final de esta temporada.

No es una buena noticia en un momento en el que McLaren, gracias principalmente a las magníficas manos de su primer piloto, Carlos Sainz, se ha colocado como BEST OF THE REST tanto en el mundial de pilotos como en el de constructores.

En la prensa internacional el divorcio ya se da por hecho, aunque se dice también que Zak Brown está preparado para cuando se haga realidad la ruptura.

En suma, que el futuro de McLaren está lleno de incertidumbres, y al anuncio del cambio de motorista, Mercedes por Renault, debe añadirse esta ruptura que -hasta donde sabemos- nadie en el equipo de Wooking deseaba o quería.

Tigre tigre.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 5 =