Gracias a todos los avances que se están sufriendo durante los últimos años, cada vez es una opción más común encontrar a mujeres que optan por la opción de postergar la maternidad. Sin embargo, es importante estar bien informado sobre todo el proceso y la importancia que tiene para poder ser madre cuando se desee, sin que la edad importe.

Mediante la congelación de óvulos, la mujer puede quedarse embarazada y ser madre en el futuro mediante la fecundación in vitro Barcelona. CRA Barcelona es un centro de referencia en la ciudad donde se puede realizar este proceso de forma segura.

¿En qué consiste?

La preservación fertilidad consiste en obtener óvulos de buena calidad y con una cantidad suficiente para que se puedan realizar los ciclos suficientes. Es recomendable que esta opción se realice antes de los 35 años, ya que, a partir de esa edad, la fertilidad femenina empieza a disminuir.

Para que los óvulos que se consiguen estén perfectamente conservados, es necesario realizar la vitrificación, que es una técnica con la que se consigue una congelación muy rápida, sin llegar a dañar ni alterar las características que tienen las propias células. De este modo, se pueden guardar durante años y descongelarlos cuando sea necesario.

En algunas ocasiones, puede ocurrir que sea el propio médico quien aconseje este método para que no se vea comprometida la fertilidad de la mujer en caso de que desee ser madre en el futuro. También es aconsejable en aquellas que sufren de menopausia precoz o las que alteran la capacidad reproductora.

En el caso de que se estén llevando a cabo tratamientos antitumorales, la fertilidad puede verse comprometida, por lo que, estos pacientes también serán recomendados para hacer uso de la preservación de la fertilidad.

¿Cómo se lleva a cabo?

Para proceder de la forma más segura posible, es necesario realizar un estudio para comprobar las probabilidades de éxito que se tendrán. Dependiendo de los resultados, se iniciará un tratamiento, conocido como estimulación ovárica. El objetivo es poder conseguir el mayor número de óvulos posibles durante el ciclo menstrual.

Cuando se está llevando a cabo este proceso, es de vital importancia que se controle el desarrollo de los folículos ováricos, donde están situados los óvulos. Para conseguir esto se realizan ecografías y distintas analíticas que consiguen programar la extracción de ovocitos.

Una vez que tengan el tamaño indicado, los óvulos serán extraídos mediante una pequeña intervención quirúrgica, que no debería durar más de 30 minutos. En todo momento se sigue el trayecto de la cánula mediante la ecografía para controlar que todo se realice correctamente.

El último paso es enviar los óvulos extraídos a un laboratorio, donde son vitrificados y almacenados hasta que la paciente decida que ha llegado el momento de ser madre. Será entonces cuando se podrán fecundar y será transferido el embrión que mejor calidad presente al útero.

La preservación de la fertilidad es un tema que llama la atención a mucha gente. En la sociedad actual, cada vez son más las mujeres que se decantan por esta opción para poder cumplir su sueño en el futuro.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre