Los cinco sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad, SATSE, CCOO, AMYTS, CSIT UNIÓN PROFESIONAL y UGT, han denunciado la precariedad que se esconde en la nueva apertura del Hospital de Pandemias de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que tiene más sombras que luces.

Los sindicatos presentes en la Mesa Sectorial Monográfica sobre el Hospital Enfermera Isabel Zendal, que se está terminando en Valdebebas, desconocen el número de profesionales que tendrán que trabajar en el centro, pero lo que si saben es que solo se abrirán 248 camas y 16 espacios UCIs, de los más de mil prometidos por la presidenta durante sus múltiples actos de marketing político.

 La Consejería de Sanidad quiere poner en marcha el centro con personal voluntario. A pesar de haber duplicado el coste inicial, de apenas solo 50 millones de euros, el hospital carece de sanitarios y sanitarias especializados, e incumple las promesas exageradas de Ayuso en sus múltiples entrevistas, la última y la más polémica en Telemadrid, donde afirmó que “su” hospital tendría más UCIs que muchas provincias en España.

No va a faltar nada. Es una buena noticia, quiero decir, donde parece que hay una mala noticia… lo que va a haber es una reorganización de efectivos sanitarios para que se pueda. No va a faltar nada. Quiero decir, es una buena noticia que Madrid tenga un nuevo hospital con mil camas y tantas UCIs como tiene otras provincias de España”, prometió aquel nefasto domingo 26 de octubre.

El hospital de pandemias de Ayuso va a acostar más de 100 de euros, sin contar el personal que deberá contratar si quiere que funcione.

El Sindicato de Enfermería, SATSE Madrid denuncia que “de no ser suficiente” el voluntariado, que no lo será porque hay miles de sanitarios que no quieren trabajar en el centro de Valdebebas, “se completará con los profesionales contratados para la Covid y cuyos contratos llegan hasta el 31 de diciembre de 2020”.

Parece que la intención de la Dirección General de Recursos Humanos de la Comunidad de Madrid es no cubrir las ausencias que se produzcan y todo ello a pesar de las más de 1.500 bajas por enfermedad existentes en la actualidad y que las plantillas, especialmente en Enfermería, son muy deficitarias.

SATSE Madrid continúa con la recogida de escritos de disconformidad con los traslados al Hospital Enfermera Isabel Zendal (ya se han recogido más de 6.300 en hospitales y centros de salud) lo que muestra que muchos profesionales sanitarios no están conformes con la política del Sermas.

Las plantillas enfermeras en la Comunidad de Madrid están bajo mínimos y a la cola de España en relación enfermera/paciente, la atención a pacientes no Covid casi se ha paralizado y la Administración lo que pretende es detraer enfermeras de los centros hospitalarios sin cubrir las vacantes que se generen.

Situación que empeorará

La situación, explican desde SATSE Madrid, va a empeorar, ya que dentro de poco empezarán a acudir pacientes con gripe y problemas respiratorios a hospitales y centros de salud. Problemas que no saben cómo van a poder resolverse con las plantillas actuales y menos si las reducen con los traslados al Hospital Enfermera Isabel Zendal, en principio con voluntarios y luego con profesionales a los que se les obligará a trasladarse.

UGT Madrid insiste en que “es necesaria la garantía de mantenimiento de los derechos del puesto de trabajo del centro de origen”. El planteamiento del nuevo centro con los recursos de otros centros no es la solución al problema de presión asistencial por la incidencia de la pandemia.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre