Ya se puede decir alto y claro: la guerra de precios que se vivió en 2016 dentro del sector de los préstamos hipotecarios a tipo fijo se ha trasladado este año al de las hipotecas variables. Así lo confirman desde el comparador financiero HelpMyCash.com, que asegura que casi un 54 % de estos productos ofrece ya un interés de euríbor más 1 % o incluso menor. En consecuencia, con el actual euríbor al -0,19 %, el tipo de estos créditos se situaría en el 0,810 % o por debajo.

La banca abarata sus hipotecas variables

Y es que los bancos han apostado claramente por abaratar estos productos. Bankinter fue la entidad que inició la batalla cuando redujo en febrero el diferencial de sus hipotecas variables (la parte que se suma al euríbor), que pasó del 1,20 % al 0,99 %. Le siguieron Abanca (del 1,05 % al 0,95 %, aunque luego lo subió al 0,99 %) y más recientemente el BBVA (del 0,99 % al 0,89 %). Además, tanto Oficinadirecta.com como Caja Rural Granada lanzaron sendos préstamos hipotecarios con un interés de euríbor más 0,99 %.

De este modo, según HelpMyCash.com, el 60 % de los bancos que operan en España ya cuenta en su cartera con al menos una hipoteca variable con un interés de euríbor más 1 % o inferior. Destacan especialmente los casos de Banco Mediolanum y de BBVA, pues ambos ofrecen un diferencial del 0,89 % (Mediolanum para rentas altas, eso sí). También resulta llamativo el caso de Openbank, cuyo préstamo hipotecario a euríbor más 0,99 % no tiene fijo inicial.

Una rebaja que no se notará hasta el año que viene

Sin embargo, hay que decir que los que contraten estas hipotecas no podrán beneficiarse de inmediato de estos bajos intereses. Y es que en la inmensa mayoría de los casos, durante el primer año (o los primeros 24 meses) se aplica un tipo fijo cuyo valor suele ser superior o igual al del diferencial del producto. De este modo, los bancos buscan aumentar sus ingresos iniciales y dejan pasar algo de tiempo para que se produzca una subida del euríbor, prevista precisamente para el año que viene.

Veámoslo con un ejemplo práctico: si contratamos hoy una hipoteca variable de 150.000 euros a 25 años con un interés de euríbor más 0,99 %, es muy probable que durante el primer año se nos aplique un tipo fijo del 0,99 % (o superior). En consecuencia, tendremos que pagar unas 12 primeras cuotas de 564,63 euros en vez de las mensualidades de 558,54 euros que habría que abonar si no existiera ese fijo inicial.

Cuidado con la bonificación del interés

Hay que decir, además, que para conseguir un diferencial tan bajo es necesario, en muchos casos, reunir diversos requisitos de vinculación: domiciliar la nómina y los recibos, firmar un seguro de vida y otro de hogar, hacer una aportación anual mínima a un plan de pensiones, contratar una tarjeta de crédito… Algunos de estos productos asociados tienen un coste, así que siempre conviene calcular si realmente compensa suscribirlos a cambio de que se bonifique el interés.

Por ejemplo, hay préstamos hipotecarios que, pese a tener un interés algo más elevado, salen muy baratos por su nula vinculación. Es el caso de la Hipoteca Variable de Hipotecas.com, cuyo tipo es de euríbor más 1,59 % (1,99 % los primeros dos años), pero no exige contratar otros productos o domiciliar la nómina. Además, este crédito no tiene comisiones de ningún tipo, lo que también supone un ahorro importante.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre