María Jesús Montero y Nacho Álvarez trabajan en ese acuerdo fiscal.

Los ricos pagarán más. En ello trabajo el Gobierno desde Hacienda por un acuerdo fiscal con subidas impositivas para las rentas más altas.

No será todo lo que pretendía Unidas Podemos con una fiscalidad para los ricos, pero se le parece un poco.

Así, El Gobierno confirma que el PSOE y Unidas Podemos trabajan en la fase final de un acuerdo fiscal con subidas impositivas a las rentas más altas y a los grandes patrimonios que se incluirá en los Presupuestos Generales del Estado.

La idea es incrementar un 1% el tipo e puesto de Patrimonio para las fortunas de más de 10 millones de euros.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el equipo económico de Podemos, liderado por el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, trabajan en esta línea para alcanzar una propuesta fiscal conjunta.

De hecho, según ha podido saber Diario16, Álvarez y Montero se han reunido este jueves por la tarde para ultimar detalles de este plan que recogería los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

Cabe recordar, como informó Diario16, que justo antes del verano el vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, anunciaba en el Senado la propuesta de su grupo para que una Tasa de Reconstrucción que permita a las grandes fortunas, de más de 1 millón de euros con la primera vivienda exenta hasta 400.000 euros, ejercer su solidaridad con su país aportando recursos directamente a las arcas públicas.

Las medidas no serán tan duras, pero las habrá.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl Instituto de la Mujer pone de relieve que todavía hoy las series son cosa hombres
Artículo siguienteComo en la guerra
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre