Más de 50 organizaciones salen a la calle en defensa de la Sanidad Pública

Muchos de los colectivos consideran que las medidas del Gobierno de coalición se “quedan cortas en la protección de la mayoría de la sociedad”

0

La campaña Plan de Choque Social, con más de 50 organizaciones adheridas en todo el estado, se han concentrado este sábado convocados por la Coordinadora Anti-privatización de la Sanidad, para reivindicar que no quede en el olvido la situación vivida por la crisis de coronavirus y para pedir «reforzar y blindar la Sanidad pública».

En Madrid, la concentración está convocada para por la tarde de este sábado en la estación de Atocha, aunque por la mañana ha habido un acto de homenaje a los fallecidos de la Covid-19 y de defensa de la profesión médica, convocado por la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) y en colaboración con la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).

Los convocantes consideran que las “las medidas que se han tomado hasta el momento para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 se quedan cortas en la protección de la mayoría de la sociedad, excluyen a los sectores más empobrecidos y no han tocado los privilegios de las elites ni los beneficios de las grandes empresas”.

Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán
Foto Agustín Millán

Manifestación desde Atocha al Hospital del Niño Jesús por la Sanidad Pública Fotos Agustín Millán

Denuncian que el Gobierno que “el estado de alarma va a finalizar, pero el aumento de la precariedad y la vulnerabilidad que se han producido durante la pandemia se quedan”.

“Trabajando como fieras en turnos de 12 horas diarias para salvar vidas durante la Covid-19”

También denuncian que “las privatizaciones y recortes que han mermado la capacidad de los servicios públicos, y en especial de la sanidad y las residencias, (competencia de las Comunidades Autónomas, como la de la Comunidad de Madrid, con Isabel Díaz Ayuso a la cabeza) de responder a una situación de emergencia no desaparecen”.

Por eso piden un Plan de Choque Social, en las que quieren defender una salida justa a la crisis que necesariamente debe incluir como mínimo estos cinco ejes:

  • Repartir los trabajos y la riqueza. Derogar las reformas laborales del PP y del PSOE. Establecimiento de una renta básica incondicional.
  • Gestión pública de todos los servicios públicos y los bienes comunes. Recuperación de todos los servicios públicos privatizados y de los bienes comunes en manos de las grandes empresas.
  • Garantizar la vivienda digna. Prohibición de los desahucios y suspensión del pago de los alquileres hipotecas y suministros. Ni deudas ni desahucios
  • Garantizar y defender los derechos y las libertades de todas. Regularización inmediata de todas las personas migrantes. Medidas urgentes contra las violencias machistas. 

Rescatar a las personas y no al IBEX35: Retorno del rescate bancario y reforma fiscal. Que la crisis la pague la Troika, la banca y el Ibex35.

En todas las manifestaciones se ha pedido más inversión para afrontar posibles rebrotes, que no se cierren camas, ni se despida al personal y que se financie más la sanidad pública que la privada. También han reclamado que se acabe la precariedad laboral. Y han evidenciado la falta de personal sanitario en todas las áreas, desde Atención Primaria hasta en los hospitales.

Defensa de la profesión médica

El secretario general de AMYTS, Julián Ezquerra, en la concentración de la Puerta del Sol por la mañana, dio un toque de atención “para denunciar el menosprecio y maltrato que los profesionales, los médicos, los facultativos reciben por parte de las diferentes Administraciones”.

Los médicos de las residencias públicas han querido reivindicar su labor en la pandemia “trabajando como fieras en turnos de 12 horas diarias y han denunciado que si no pudieron remediar el elevado número de muertos entre los residentes fue porque las medidas llegaron tarde o no se tenían recursos para atender a los que iban enfermando”, según ha explicado la doctora María José Barrera.

La doctora Raquel López Salas, en representación de los facultativos residentes, ha denunciado la “precariedad y las altas presiones que sufre este colectivo que solo es visto como mano de obra barata, cuando en realidad su relación laboral con el hospital tiene un propósito formativo”. Por ello, ha pedido que “haya un acuerdo para firmar el convenio MIR antes del 2 de julio, pues si no, los médicos MIR están convocados a una huelga indefinida a partir del 13 de julio”.

La secretaria general del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Alicia Díaz Ruiz, ha reclamado “unas instituciones comprometidas con la formación y con el futuro de la Medicina, así como dotar a los servicios de salud de medios de protección y de recursos humanos para que el proceso formativo sea seguro”.

La vicesecretaria general de AMYTS, Ángela Hernández ha exigido “respeto, dignidad, mejorar nuestras condiciones y establecer de inmediato una negociación que permita dar solución a todos los problemas que planteamos. Para ello negociaremos, pero necesitamos resultados palpables, no renunciamos a cuantas medidas en defensa de nuestros intereses quepan en la ley”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre