En el 2017 el Parlamento de Cataluña declaró la nulidad de todos juicios políticos del franquismo. Foto: Flickr

Los juicios políticos celebrados durante el franquismo vulneraron los derechos humanos de  todos los encausados. Solo en Cataluña fueron fusiladas, después de declararles un consejo de guerra, más de 66.629 personas. El Departamento de Justicia catalán permite la obtención de un certificado de nulidad de aquellos crímenes. Este mes se ha alcanzado la cifra de 4.136 solicitudes para obtener un documento que certifica la ilegalidad de aquellas causas políticas, que acabaron con sentencias de muerte, celebradas desde 1938 hasta 1978.

Reparación efectiva

El Gobierno catalán comenzó a expedir estos documentos el 12 de septiembre de 2017, después de que el Parlamento aprobase por unanimidad la ley de reparación jurídica a las víctimas del franquismo. En el certificado figura el nombre y los apellidos de la persona procesada por los tribunales franquistas. “Este documento supone el tener una declaración jurídica que dice que el juicio que sufrió la persona en concreto quedo anulado por el Parlamento. Es una cuestión muy importante porque supone una reparación efectiva y no simbólica”, explica el portavoz de la Comisión de la Dignidad, Pep Cruanyes.

Nulidad unánime

“En julio de 2017 el parlamento hizo una ley que declaró la nulidad de todos estos procesos”, continua Cruanyes, refiriéndose a la ley aprobada en septiembre de 2017 que declaraba ilegales los tribunales franquistas y la consecuente nulidad de las sentencias ejecutadas.“PSC, Ciudadanos y el PP no estaban de acuerdo con aquello, pero cuando incluimos la lista con más de 66.000 personas con sus nombres y apellidos no pudieron negarse”, afirma Cruanyes. Pero a pesar de la nulidad que ya fue declarada hace tres años de todos los crímenes, son muchas las personas que solicitan este documento oficial. Durante los seis primeros meses de este año Justicia ha expedido 475 documentos que permitirán cerrarun episodio doloroso e injusto para los familiares de las víctimas

“Las sentencias que el bando republicano aplicó contra los franquistas fueron anuladas”

Los vencedores sí repararon su memoria

Hay quienes se posicionan en contra de la memoria histórica porque solo repara a las víctimas de un bando, pero desde la Comisión aclaran esta confusión: “En plena guerra el Departamento de Justicia catalán aprobó dos jueces especiales para investigar los crímenes en la retaguardia cometidos por el bando republicano. Se detuvieron a muchas personas y se exhumaron fosas”. Son estas acciones las que recuerdan que en un bando se luchaba por la libertad y en otro por instaurar la represión. Además conviene recordar que después de la contienda el bando vencedor rindió honores a todos sus caídos mientras los vencidos sufrieron el más absoluto olvido. Tal y como explica Cruanyes: “las sentencias que el bando republicano aplicó contra los franquistas fueron anuladas”. Ellos tuvieron oportunidad de rendir homenaje a sus víctimas pero en el bando republicano quedó un recuerdo “borroso” que ahora se materializa, y aclara, con un final que pone las cosas en su sitio.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre