El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se ha unido a la red europea Elie Wiesel para condenar la persecución que la minoría musulmana de los Rohingyas sufre en Myanmar (Birmania), y exige la protección para “los más de 300.000 niños, mujeres y hombres que han huido fuera del país buscando refugio”.

El portavoz socialista de la Comisión de Asuntos Exteriores, Ignacio Sánchez Amor, ha subrayado la difícil situación que atraviesan los Rohingyas, quienes “han estado discriminados durante décadas”. Según ha explicado Sánchez Amor, esta minoría musulmana “está siendo víctima de violentos abusos por parte del ejército, en una persecución que el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha calificado como “ejemplo de libro de lo que es una limpieza étnica””. 

Con la firma del manifiesto promovido por la red Elie Wiesel -compuesta por más de 200 parlamentarios europeos y que ha sido creada dentro del Movimiento Antirracista Europeo (EGAM)- el Grupo Socialista no sólo muestra su apoyo para solidarizarse con esta causa, sino que exige “la unión de la comunidad internacional para pedir seguridad para los más de 300.000 niños, mujeres y hombres que han huido fuera del país buscando refugio, principalmente hacia Bangladesh”, ha indicado el socialista Ricardo García Mira, miembro adscrito a la Comisión de Asuntos Exteriores.

Asimismo, los diputados del PSOE y el resto de los parlamentarios europeos firmantes del manifiesto “exigimos a las autoridades de Myanmar el respeto a los derechos humanos y la asunción de la responsabilidad de proteger a su población, así como la plena protección de los Rohingyas ante este hecho de violencia inaceptable que los mantiene en situación de peligro.

En este sentido, la formación liderada por Pedro Sánchez señala a los Estados europeos y la Unión Europea como los responsables “de actuar para garantizar la protección de las poblaciones en peligro, independientemente de donde se encuentren”. Además, lanza un llamamiento “a las autoridades políticas y militares, en particular a Aung San Suu Kyi, para que detengan inmediatamente los actos de abuso sobre la población y que se ponga fin a la violencia contra los Rohingyas, organizando la ayuda humanitaria, garantizando un regreso seguro de los que han huido de la violencia, y respetando y haciendo respetar los derechos de todos”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre