El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, se ha reunido en Roma con su homóloga italiana, Luciana Lamorgese, para abordar los «retos e intereses compartidos» entre ambos países en materia de Interior, desde el control de los flujos migratorios hasta la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada.

En este apartado, los ministros han analizado la propuesta franco-alemana formulada a principios de este año y que plantea la formación de un grupo estable de países que se repartan a los migrantes que sean rescatados en el Mediterráneo central fundamentalmente por embarcaciones de ONG.

El ministro español ha remarcado la necesidad de que ese hipotético sistema englobase los rescates en todo el Mediterráneo, y no solo su franja central, y todo tipo de barcos -militares, de salvamento,…- y no solo de ONG.

«La verdadera solidaridad y responsabilidad exigiría que el reparto en la forma en que pudiera acordarse por la Unión Europea tuviera en consideración el Mediterráneo en su conjunto y el conjunto de rescates, con independencia del barco que participe en ellos», ha señalado Grande-Marlaska en su encuentro con Lamorgese, que ha tenido lugar en la sede del Ministerio del Interior italiano.

El ministro del Interior en funciones ha insistido en la necesidad de «mantener una postura común en la política migratoria en el seno de la Unión Europea basada en los principios de responsabilidad y solidaridad», en concordancia con lo estipulado en el artículo 80 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que proclama el principio de «solidaridad y de reparto equitativo de la responsabilidad entre los Estados miembro».

«No se puede hacer recaer todas las obligaciones en los países de entrada. España, Italia y Grecia no pueden ser los únicos responsables del control de fronteras y la gestión de prácticamente todos los flujos migratorios que lleguen a la Unión Europea», ha dicho Grande-Marlaska.

Cooperación al desarrollo 

El ministro español ha insistido asimismo en la necesidad, por un lado, de llevar a cabo una lucha efectiva contra las mafias que trafican con personas y, por el otro, de mantener una cooperación real con los países de origen y tránsito de la inmigración.

«Una política migratoria pasa por la cooperación al desarrollo con los países de origen y tránsito. Deben mantenerse los esfuerzos y mejorar esa cooperación, somos unos convencidos del concepto de prevención», ha señalado en su reunión con Lamorgese.

Los ministros de España e Italia también han estudiado la cooperación entre ambos países en ámbitos como la lucha contra el terrorismo o la lucha contra la delincuencia organizada.

El ministro en funciones ha constatado en este sentido «el sólido estado de las relaciones bilaterales en el ámbito de la seguridad» y ha destacado «la intensa y fructífera colaboración entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado españolas e italianas».

Este encuentro se ha producido después de que Lamorgese tomase posesión como ministra del Interior el pasado 5 de septiembre. Ambos ministros han querido verse antes de la celebración de la próxima Reunión del Consejo de Ministros y Asuntos de Interior de la Unión Europea (JAI), que tendrá lugar en Luxemburgo el 8 de octubre.

«Una de mis primera intenciones tras el cambio de gobierno en Italia era la de reunirme con mi homóloga, ha sido un encuentro fructífero», ha dicho Grande-Marlaska al finalizar la reunión.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 13 =