Según ha informado El Mundo a primera hora de la mañana, el ministro de Interior «abroncó » a la Guardia Civil tras detener a las nueve personas vinculadas con los CDR.

Apunta el diario que los mandos no facilitaron la información relevante ni suficiente antes de la operación, y desde el Ministerio han pedido cuentas al respecto. Se explica que el malestar de Marlaska viene también desencadenado por el que también hay en Moncloa, y es que el presidente en funciones, Sánchez, desconocía la operación hasta el punto de quedarse sin palabras cuando los periodistas le abordaron nada más aterrizar en Nueva York el lunes.

Fuentes policiales consultadas por este diario nos indican que podría estar sucediendo algo que, parece evidente: podrían estar operando de manera descoordinada e incluso, nos apuntan a que podría no haber sido casual el hecho de llevar a cabo esta operación sabiendo de antemano la agenda oficial del Presidente, motivo por el cual Sánchez estaba literalmente desinformado.

 

 

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre