Foto: Agustín Millán.

La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social, Mari Carmen Barrera ha valorado positivamente que el nuevo Gobierno haya aprobado hoy, en su primer Consejo de Ministros, la revalorización de las pensiones conforme al IPC previsto (el 0,9%), “que esta subida tenga carácter retroactivo al 1 de enero de este año y que incluya una cláusula para abonar la diferencia ante una posible desviación del IPC, antes de abril de 2021”.  Para Mari Carmen Barrera esta subida era un compromiso adquirido cuando aún estaba en funciones” y que “deja en suspenso, una vez más, la aplicación de la reforma de pensiones de 2013 del PP, en cuanto al Índice de Revalorización del 0,25%”.

Considera positiva la intención del Gobierno de impulsar el diálogo social y le emplaza a que se produzca en todos los ámbitos

Mari Carmen Barrera considera que “ésta es una medida parcial y que es necesaria la derogación total de la reforma de pensiones de 2013, impuesta por el PP y que rompió todos los consensos, además de condenar a los pensionistas presentes y futuros a un empobrecimiento continuo”, ha señalado.

La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social ha instado a los partidos políticos a que, “en el marco del Pacto de Toledo, busquen soluciones para garantizar un sistema público de pensiones justo, suficiente y sostenible que garantice el poder adquisitivo de nuestros mayores”.

Por eso la responsable de Pensiones de UGT reclama que, para consolidar el sistema de la Seguridad Social, “hay que eliminar el déficit total, con el fin de garantizar la viabilidad del sistema a corto y medio plazo”. Para lograrlo, Mari Carmen Barrera propone “la derogación de la reforma de pensiones de 2013, asegurar el poder adquisitivo de las pensiones conforme al IPC y con una cláusula de revisión a final del año (esta medida hay que blindarla por ley); revisar de forma inmediata las fuentes de financiación y financiar el sistema no solo con cotizaciones, sino también con impuestos, sin excluir a ninguna pensión del sistema y con un modelo de financiación para todas”.

Revisión de la financiación

El objetivo de estas medidas es restituir el equilibrio entre ingresos y gastos de la Seguridad Social destruido por las políticas que se han adoptado durante la crisis. Para Mari Carmen Barrera, es necesario “que el sistema de pensiones, sin excluir a ninguna pensión, se financie no solo con cotizaciones sino con impuestos”, ha reclamado.

Esto supondría definir una cesta de impuestos cuya recaudación se destinaría en su integridad a financiar el sistema de pensiones. “Tendría un carácter finalista: totalmente o con mayoría de impuestos directos (progresiva y redistributiva) y calculada de forma que siempre sea mayor que la diferencia entre ingresos y gastos. Esto permitiría dotar de nuevo el Fondo de Reserva de ingresos suficientes para seguir pagando las pensiones”, ha señalado Mari Carmen Barrera.

Erradicar el déficit

Resulta imprescindible “acabar con las bonificaciones a la contratación de las empresas, financiar los gastos de la Seguridad Social desde los PGE (como el resto de los ministerios y organismos públicos) y no desde el propio sistema, y destopar las bases de cotización”, ha señalado. Tres medidas que, para la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social ahorrarían decenas de miles de millones de euros a la Seguridad Social y “podrían acabar con el déficit que el Gobierno del PP ha ido aumentando durante años con sus políticas”, ha señalado.

Además de estos tres ejes, Mari Carmen Barrera reclama al nuevo Parlamento “un cambio de orientación en las políticas que emanen de la Comisión del Pacto de Toledo”, con el fin de que las medidas, que deberían ser ampliamente consensuadas, “aborden muchos otros aspectos de mejora del sistema, que sirvan para sostener, y no debilitar, el sistema público de reparto, tal y como marca la finalidad con la que nació el Pacto de Toledo”, ha afirmado.

Impulsar el diálogo social

Por eso la responsable de Pensiones de UGT, considera primordial “impulsar el diálogo social para la recuperación de derechos en el ámbito laboral y social”. Es importante acabar con la alarmante precariedad del mercado de trabajo y recuperar el equilibrio de las relaciones laborales, antes de iniciar la negociación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

Asimismo, es fundamental “iniciar el diálogo para seguir avanzando en la revalorización del Salario Mínimo Interprofesional, en el objetivo de que éste llegue a alcanzar el 60% del salario medio, tal y como recoge la Carta Social Europea suscrita por España”, ha finalizado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + cinco =