Mari Carmen Barrera. Foto Agustín Millán.

Mari Carmen Barrera, secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, ha exigido al Gobierno que cumpla el Acuerdo suscrito por las organizaciones sindicales y empresariales y que “amplíe el colectivo de beneficiarios del subsidio extraordinario por desempleo, para quienes hayan finalizado la prestación durante del estado de alarma y también para los trabajadores y trabajadoras que están afectados por nuevos ERTE y no habían cotizado el tiempo suficiente para acceder a una prestación”, en línea con lo acordado en julio y, que preveía dar cobertura a 550.000 personas desempleadas, ya que hasta el momento solo 114.000 personas han podido beneficiarse”. Dejando más de 400.000 de ellos sin ninguna ayuda.

Y por eso la responsable de empleo de UGT, parte del problema de la ayuda aprobada. se ha debido “al escaso plazo de tiempo que se ha dado para solicitar la prestación, que solo duró dos semanas”. Solo se han registrado en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) 114.000 solicitudes, cuando el Ministerio había previsto un alcance de al menos 250.000 personas desempleadas, muchas menos, sin embargo, que las 550.000 previstas en el acuerdo con los sindicatos en julio.

Es por eso que Mari Carmen Barrera exige un nuevo plazo de solicitudes. Además, “la demora en el inicio de esa medida y el mucho menor alcance del acordado, a supuesto en la práctica el incumplimiento del acuerdo alcanzado hace meses con los interlocutores sociales”. Esto implica que muchas personas llevan meses sin protección y sin posibilidad de acceder a un empleo ante la pandemia.

La intención de UGT es no dejar a nadie atrás

Dada esta situación, la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, exige el cumplimiento objetivo de los acuerdos y, reclama “medidas adicionales para el nuevo estado de alarma que se extiende hasta el próximo mes de mayo”. Además, durante el proceso de negociación de este subsidio, Mari Carmen Barrera ha reclamado insistentemente “abordar la reforma del sistema de protección por desempleo, para dar una respuesta inmediata al más de millón y medio de personas desempleadas que carecen de protección antes y después de la pandemia”.

Para Mari Carmen barrera, este planteamiento está hoy más vivo que nunca y es más necesario, “incluso porque se mantiene la dificultad evidente de encontrar un empleo en la actual crisis sanitaria y son urgentes soluciones para las personas desempleadas”, también para las personas sin ingresos, pese a los evidentes problemas de implantación del Ingreso Mínimo Vital.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre