La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social, de UGT, Mari Carmen Barrera ha señalado que desde el sindicato “NO queremos una recuperación en términos de más precariedad y subempleo”.

Desde el sindicato exigen que el Gobierno “negocie con los agentes sociales un plan de choque por el empleo de calidad para una reconstrucción social justa”.

A pesar de que los datos del paro de junio corroboran el cambio de tendencia apuntado el pasado mes de mayo, Mari Carmen Barrera advierte que esta recuperación “se está basando en contratos temporales y a tiempo parcial, y que pueden ser foco de precariedad y pobreza laboral y esconder subempleo y economía sumergida”.

Por eso, UGT reclama al Gobierno “que vigile y tome medidas para evitar una recuperación basada en la precariedad y negocie con los agentes sociales un plan de choque por el empleo de calidad para una reconstrucción social justa”.

 Recuperación de los contratos temporales

Mari Carmen Barrera señala que “por segundo mes consecutivo se incrementa en junio el número de contratos registrados”, pero estos son mayoritariamente en un 90,1% contratos son temporales, el 83% de obra y servicio y eventuales por circunstancias de producción, y sólo 5,7 de cada 100 son indefinidos a jornada completa.

Estos datos demuestran “la fragilidad de nuestro mercado laboral, exhibiendo un modelo altamente flexible en base a esa temporalidad, capaz de destruir empleo de manera masiva en un espacio breve de tiempo”, ha señalado la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social, de UGT.

Para la responsable de empleo de UGT, en el escenario de nueva normalidad “será imprescindible alterar las condiciones para que los contratos precarios ”, no se conviertan “en el mecanismo de creación de subempleo que utilicen las empresas en el periodo de recuperación de la crisis por la COVID-19, como sucedió en la recesión previa, con consecuencias tan devastadoras sobre la precarización del mercado de trabajo español y sobre la extensión de situaciones de pobreza y exclusión social para las familias”.

 
Por último, Mari Carmen Barrera reclama “la necesidad de derogar de manera inmediata la reforma laboral de 2012, que es la que ha construido este modelo laboral tan precario y ha fomentado el despido, la desregulación laboral y la implantación generalizada de los contratos temporales”.

Los ERTE “han demostrado que hay mecanismos de flexibilidad que preservan el empleo y que hacen inútil una reforma laboral que únicamente sirve para privatizar las condiciones de trabajo. Sólo así podremos encarar una reconstrucción económica y social digna, eficiente y sin dejar a nadie atrás”, ha afirmado Mari Carmen Barrera.

En el pacto por “La Reactivación Económica y el Empleo, firmado el pasado viernes entre el Gobierno y los agentes sociales, no figura expresamente su derogación.

Pedro Sánchez, UGT, CCOO, CEOE y CEPYME firman un acuerdo para la reactivación económica para la recuperación en el marco del diálogo social

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre