Supremo

Manuel Marchena ha vuelto a cometer un nuevo error de bulto esta vez al rechazar la testifical de Carles Puigdemont, considerando que el ex presidente de la Generalitat sigue formando parte del juicio al ‘Procés’  y «no es posible ser acusado por la mañana y testigo por la tarde», cuando el ex president dejó de ser acusado en la misma causa en el momento en el que fue declarado en rebeldía por el Juez Llarena, que suspendió respecto de él las actuaciones.

La equivocación de la Sala deriva del hecho de que Puigdemont había sido procesado durante la instrucción del ‘Procés’ pero en realidad no podía seguir figurando como acusado en el juicio después de haber sido declarado en rebeldía por el juez instructor, que suspendió las actuaciones respecto de el ex president.

Por eso, cuando el presidente del Tribunal  dijo: “seamos serios, en un proceso penal no se puede cambiar el formato con que uno declara”, se estaba evidenciando ese error de bulto en el que había incurrido Marchena en su exposición sobre la resolución de las cuestiones previas en la tercera jornada del juicio, porque era manifiesto que no se estaba cambiando ningún formato pidiendo la testifical de Puigdemont, al no figurar ya como acusado en el juicio por la causa del ‘Procés’.

La comparecencia como testigo y por videoconferencia de Puigdemont, que también fue procesado durante la instrucción aunque no es acusado en el juicio al estar en rebeldía, había sido solicitada legítimamente por varias de las defensas de los 12 acusados, entre ellas las de Oriol JunquerasRaül RomevaJordi SànchezCarme Forcadell, Jordi Turull y Josep Rull.

Sin embargo, el tribunal lo ha rechazado de plano. Marchena, que no ha dedicado mucho tiempo a explicar sus motivos, se ha limitado a subrayar que los magistrados están “convencidos de que la trayectoria profesional de todos los letrados les permite conocer la respuesta”, cuando era evidente que el que no era consciente del error en el que se estaba incurriendo era el propio presidente del Tribunal del ‘Procés’.

“En un proceso penal no se puede cambiar el formato con que uno declara. Es inviable, conceptualmente imposible. No se puede declarar por la mañana como acusado y por la tarde como testigo. Seamos serios, en un procedimiento penal no se puede ser al mismo tiempo procesado y testigo”, ha remarcado Manuel Marchena con evidente error, provocando de esta manera un nuevo motivo de nulidad en la causa del ‘Procés’.

1 Comentario

  1. Marchena no se equivoca, hace lo que dios manda porque la justicia es ciega pero dios la guía. Los humanos y menos el populacho perroflauta somos quiénes para intentar razonar las causas y veredictos (¿vere?) de la justicia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve + 14 =