Ha sido Marc Márquez quién le ha lanzado el guante a Lewis Hamilton a la cara. ¡Veamos quién es mejor!, y la idea de Márquez es una carrera doble, primero los dos en sendos  Fórmula 1 y luego los dos en moto.

En nuestra opinión el desafío habría sido más interesante cruzando especies mecánicas. Cómo se hacía en las antiguas peleas de animales, eran famosas en la Casa de Fieras de Mad Madrid las luchas entre osos y tigres.

Lo bonito, el gran duelo bizarro, sería ver a Lewis Hamilton en una moto corriendo contra Marc Márquez conduciendo un Fórmula 1.

Pero quizás eso sea ya demasiado pedir; las peleas de tigres y osos están en la actualidad absolutamente prohibidas en occidente.

Siguiendo con la metáfora supongo que Lewis Hamilton sería el oso y Marc Márquez el tigre, aunque quizá a otros pueda parecerles al revés.

En cualquier caso quién tiene que estar tembloroso como un conejo es Toto Wolff, porque si Hamilton se monta en una moto y se cae, cosa que ocurre con bastante frecuencia en las motos, ¿qué pasaría con el actual campeonato del mundo de Fórmula 1?

Suponemos que a Hamilton no le dejarán montarse en moto hasta que termine el campeonato, pero la vida es imprevisible, y el desafío, el guante que Marc Márquez le ha lanzado a Lewis Hamilton a la cara, le da alegría y un poco de pimienta a un mundo que tiene un exceso de normas y reglamentos, el mundo de la fórmula 1.

Otro burbon por favor.

Tigre tigre

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − 6 =