Nuevamente la presentación del último libro de Manuel Domínguez Moreno ha superado todas las expectativas. Esta vez ha sido en Valladolid, donde el aforo de la Sala Francisco de Cossío de la Casa Revilla se ha quedado pequeño para acoger a todos los asistentes que querían escuchar de boca del autor de Banco Popular. Una Operación Diabólica las entrañas de la operación que llevó a la ruina a más de 305.000 familias. Dos centenares de personas han asistido al evento, casi todos afectados por el Caso Popular que pudieron oír cómo la sexta entidad financiera de España fue llevada a una situación límite para mantener los privilegios de la que teóricamente es la primera.

El acto fue presentado por el diputado provincial Julio del Valle quien hizo mención a los méritos, a la experiencia personal y profesional y, sobre todo, al compromiso social de Manuel Domínguez Moreno, además de un pequeño preámbulo sobre la temática del libro.

En su intervención, Manuel Domínguez Moreno fue tajante: «estamos ante un golpe de estado financiero». Tal y como se relata en las páginas de Banco Popular. Una Operación Diabólica, se trató de una operación «diseñada en Washington. El Santander necesitaba apuntalarse y decidieron entonces las autoridades, las españolas con el señor De Guindos contando con la connivencia de Europa, que había que tragarse a la sexta entidad financiera de España que le daba todas esas cosas que necesitaba, incluido dinero», afirmó el autor, añadiendo que el Santander entró en Reino Unido como un banco centrado en la Unión Europea y que, tras el Brexit, comenzó a perder mucho dinero.

A todo lo anterior Manuel Domínguez Moreno hizo referencia al informe del FMI por el cual se declaraba al Santander como una entidad de riesgo sistémico por su exposición internacional y por tener más del 70% de sus activos fuera de España y casi un 90% de sus beneficios se generan en sus divisiones internacionales. Además, «el Santander nunca ha funcionado comercialmente con la pequeña y mediana empresa», algo que le daba el Popular y que, tras la intervención, ha sido fundamental para alcanzar el liderazgo en ese sector.

También hizo mención a la situación en que se encuentran miles de afectados y que, en muchos casos, indican a través de cartas y correos recibidos en Diario16 que se encuentran al borde del suicidio. Ante esta situación afirmó que Banco Popular. Una Operación Diabólica tiene entre sus objetivos enviar un mensaje de esperanza a todos esos afectados porque «cada día tienen más opciones» de recuperar lo que les quitaron el día 7 de junio y recordó que recientemente «los tribunales aceptaron a trámite una demanda interpuesta por un despacho de abogados de Sevilla» que estaba basada en muchas informaciones que se encuentran en el libro. «Transmito esperanza porque, desde algún lado, les van a compensar».

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre