Alfonso Fernández Mañueco.

«Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste, todavía y como siempre, al invasor». Así comienzan todos los libros de Asterix, el Galo y, parece que Alfonso Fernández Mañueco quiere convertir a Castilla y León en la aldea gala resistiendo contra el Gobierno de Pedro Sánchez.

Tras el anuncio del Ejecutivo de que presentaría un recurso contencioso-administrativo contra la decisión de adelantar el toque de queda en todo el territorio de la comunidad castellanoleonesa a las 20 horas, la Presidencia de la Junta ha emitido un comunicado en el que se planta en la decisión adoptada y lamenta la obstaculización del Gobierno.

En concreto, el comunicado insiste en que la decisión de adelantar la hora del toque de queda a las 20.00 horas está amparada, según defienden los servicios jurídicos de la Junta de Castilla y León, en que en el momento en que se autoriza la prórroga del estado de alarma, se acuerda la modificación, por un lado, de los artículos 9 y 10 del Real Decreto, incluyendo en la regulación de la eficacia de las limitaciones, su posible modulación, flexibilización y suspensión, y por otro lado, la pérdida de la eficacia de lo expuesto en el artículo 5 cuando la autoridad delegada ejerza dichas facultades, al contemplar su disposición transitoria única sobre la “Eficacia de la limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno” expresamente lo siguiente: “La medida prevista en el artículo 5 del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, conservará su eficacia, en los términos previstos con anterioridad al comienzo de la prórroga autorizada, en tanto que la autoridad competente delegada que corresponda no determine, de acuerdo con el artículo 10 del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, su modulación, flexibilización o suspensión”.

Además, reclama al Gobierno instrumentos jurídicos seguros, si es que discute los existentes, que permitan a las comunidades actuar con rapidez para doblegar la curva de contagios y salvar vidas. «Es imprescindible que el Ejecutivo central ejerza ya su liderazgo y la coordinación con las autonomías», afirma el comunicado.

Esta situación de cerrazón por parte del Ejecutivo de Fernández Mañueco contrasta con las declaraciones del ministro Salvador Illa cuando, en su comparecencia del sábado, no descartó que se pudieran hacer reformas en el estado de alarma.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre