Alfonso Fernández Mañueco, quien ha llevado al PP a su primer fracaso electoral en 32 años, verá hoy cumplidas sus aspiraciones a costa de lo que sea en una toma de posesión donde acudirán Rahoy y Casado.

Los procesos judiciales abiertos contra el PP y el propio Mañueco no han sido impedimento para que Ciudadanos, a través de su líder en la comunidad Francisco Igea,le haga presidente.

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y el actual líder nacional del PP, Pablo Casado, arroparán hoy al nuevo presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en el acto de toma de posesión del cargo que tendrá lugar en el Parlamento autonómico.

Control

Una toma de posesión que tiene lugar gracias a los votos de Ciudadanos que vuelven a dar el poder al PP, quien a pesar de haber perdido las elecciones, mantendrá el control del Ejecutivo de Castilla y León aunque con una vicepresidencia y cuatro consejerías para Ciudadanos.

Junto a ellos, está previsto que asistan el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, y el presidente de la Comunidad de Madrid en funciones, Pedro Rollán; mientras que está por definir quién representará al Gobierno central en este acto oficial, ya que coincide con el Consejo de Ministros.

Tras ser elegido el pasado martes en la primera votación gracias al acuerdo de gobierno entre el PP y Ciudadanos, Mañueco se convertirá hoy en el séptimo presidente de la historia de Castilla y León y sucederá definitivamente a Juan Vicente Herrera, en un periodo de relevo que se inició en el seno del PP hace dos años y ahora se extiende al ámbito institucional.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorPatricia Ortega, primera mujer generala de las Fuerzas Armadas en España
Artículo siguiente¿Blas Infante otra vez fusilado?
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 − cinco =