En muchas ocasiones, los más ricos no son los que más dedican a la ayuda social. Esto ocurre también en las comunidades autónomas de Madrid y Barcelona, ya que ambas están a la cola del gasto social por habitante.

El informe de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales destaca que estas dos comunidades se encuentran a una distancia de más de 1.200€ por habitante de Navarra y a más de 800 de la primera comunidad del régimen común, Extremadura .

Según este mismo estudio, todas las comunidades autónomas, salvo Navarra (+7,5%) y Asturias (+4,3%) , han reducido el porcentaje de presupuesto que destinan a Políticas Sociales. Sin embargo, sólo cinco (Madrid, Aragón, Canarias, Castilla-La Mancha y Cataluña) han disminuido la inversión por habitante. Es especialmente significativo el aumento en más de 300€ por habitante de inversión en políticas sociales de Navarra, Valencia y Asturias. En el otro extremo están Castilla La Mancha con un retroceso de 415, 40€ y Cataluña con 588,27€ por habitante.

Importante invertir en Servicios Sociales

Para esta organización, que preside José Manuel Ramírez Navarro, la crisis sanitaria y social provocada por el COVID-19 ha redundado en la demostración de la importancia de la inversión en los servicios públicos esenciales de sanidad, educación y servicios sociales.

Sin embargo, desde la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, manifiestan que “hemos podido observar la evidencia de que éstos corrían el riesgo, no ya de estancamiento, sino de vuelta al deterioro”. Porque para esta organización,  “cuando se tendría que haber aplicado la mejora de la situación económica al restablecimiento de los mismos, nos encontramos que no ha sido así, y con estos servicios públicos esenciales debilitados hemos tenido que afrontar esta crisis social y sanitaria”.

Estos profesionales se preguntan “cómo hubiéramos abordado la crisis del COVID-19 con unos presupuestos autonómicos con unos servicios esenciales fuertes, en los que la inversión hubiera sido superior y no hubieran sufrido los recortes de la crisis anterior.”

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre