Ayuso buscando los rastreadores del coronavirus en Madrid

Las comunidades autónomas de Madrid y Castilla-León podrían reconocer oficialmente en las próximas horas que se encuentran en medio de una segunda oleada de coronavirus, según informan a Diario16 fuentes de toda solvencia. Esta situación obligaría a ambos territorios a adoptar medidas estrictas, como algún tipo de confinamiento por zonas o una restricción de la movilidad de la población. Tal como ha reconocido hoy el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en la Comunidad de Madrid habrá que tomar medidas “drásticas” si los contagios continúan aumentando en la región. Esta comunidad ha registrado 1.326 nuevos casos, 332 de las últimas 24 horas y 14 fallecidos en hospitales en el día de ayer, según el informe de la situación de la infección por coronavirus publicado este lunes con datos a cierre del día anterior.

Por su parte, en Castilla y León la situación no es más halagüeña. El coronavirus ya ha dejado 24.816 contagiados y 3.038 muertos desde que estalló la crisis, según informaba ayer el periódico La Vanguardia. El pasado domingo, Castilla y León detectaba 35 rebrotes de la enfermedad. Diez de ellos se encuentran en la provincia de Valladolid, donde destacan los brotes en Íscar y Pedrajas de San Esteban, que obligaron a devolver a estos municipios a la “Fase 1 de la desescalada” tras acumular 44 y 17 contagios respectivamente. Lo mismo se ha hecho en Aranda del Duero, que con cinco brotes y 217 casos fue el peor municipio de la provincia de Burgos (con nueve focos en total). El territorio más complicado se encuentra ahora en Segovia, donde los municipios de Cantalejo y Carrascal están en confinamiento desde este sábado por tres brotes de los cuatro de la provincia. Por otro lado, en Soria hay tres focos en la capital y hay otro rebrote con 12 casos en un campamento de Salduero. También hay tres brotes en las provincias de León, tres en Salamanca y dos en Zamora.

Según ha podido saber Diario16, la evolución de la enfermedad en España en las últimas semanas está provocando que las autoridades sanitarias empiecen a valorar la posibilidad de volver a tomar medidas contundentes. El otoño se acerca, la vuelta al colegio preocupa especialmente por su potencial poder contagioso y el Ministerio de Sanidad no quiere que la situación se le vaya de las manos. Los rebrotes siguen siendo un motivo de preocupación importante en toda España, aunque la incidencia del covid-19 es diferente en cada comunidad. Madrid y Castilla-León están siendo duramente castigadas y es cuestión de días, quizá de horas, que el Gobierno tome una decisión al respecto.

El virus se está comportando con especial virulencia en España. Esta misma semana Fernando Simón admitía que tras la entrada en la nueva normalidad los responsables epidemiológicos no preveían que los niveles de contagio pudiesen dispararse tan pronto, sino que esperaban que la epidemia rebrotara en otoño. Por ello, pidió máxima precaución a toda la ciudadanía para evitar un crecimiento todavía mayor.

“¿Cómo se puede conseguir esto? La Comunidad de Madrid ha propuesto aplicar medidas importantes que progresivamente tienen que surtir su efecto y han hecho un control de la movilidad en un municipio concreto”, dijo en referencia a la localidad de Tielmes, donde se ha recomendado no hacer desplazamientos que no sean necesarios, se ha cerrado de forma cautelar la hostelería y actividades. A esta hora, los responsables del Gobierno madrileño contienen la respiración. Un nuevo confinamiento puede estar no demasiado lejos.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Castilla-Leon no existe. Sean rigurosos, no anulen identidades. Ya ha llovido. Ya llevamos años… Castilla Y LEON
    Hay periodistas y junta letras.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre