Madrid malgastó 15 millones de dinero público en 345 tarjetas con Aguirre y González.

La Cámara de Cuentas ha desglosado en un informe los gastos en la Comunidad de Madrid de un total de 345 tarjetas de crédito repartidas en 47 entidades y dos consejerías entre los años 2008 y 2015.

Se trata de la época en que estaban al frente de la Comunidad Esperanza Aguirre o su sucesor y hoy condenado Ignacio González.

En este informe, se concluye que no constan actuaciones de control dirigidas a la utilización de estas tarjetas. El volumen total de las operaciones llevadas a cabo por estas tarjetas fue de 15 millones de euros, reduciéndose paulatinamente desde 2008 (4 millones de gasto en 49 centros) hasta 2015 (901.000 euros en 17 entidades), según informa La Sexta.

Gastos desconocidos

La mayor irregularidad llega de “Gastos desconocidos”, correspondiente a un desglose que realiza dicho informe para exponer la suma cuyo destino no conocen las fuentes de la investigación.

Los organismos que más dinero gastaron a través de estas tarjetas fueron Metro de Madrid (3,8 millones de euros), el consorcio institucional ferial de Madrid (3,4 millones), RTVM (2,1 millones) y Promomadrid (1,2 millones). En esta línea, un alto responsable de IFEMA gastó más de un millón de euros en los ocho años analizados por la Cámara de Cuentas.

Las entidades bancarias que emitían la mayor parte de estas tarjetas eran Bankia, Santander, Caixabank, Banco Caja España y American Express.

Compartir
Artículo anteriorTemeridad
Artículo siguienteFomento confirma que los afectados por huelgas en las aerolíneas deben recibir compensaciones económicas
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =