Según datos de UGT Madrid es la Comunidad Autónoma con menor número de enfermos declarados por enfermedades profesionales, y no porque los trabajadores estén más sanos, sino porque se ocultan estas dolencias. Según el sindicato en la Comunidad de Madrid hay un “subregistro de las enfermedades profesionales que sufren los trabajadores y trabajadoras, a pesar de las graves repercusiones que tienen para su salud y el coste económico correspondiente”.

Para UGT “es por eso que nuestra Comunidad Autónoma tiene uno de los índices más bajos de España. Se declaran muy pocas enfermedades profesionales respecto de su población asalariada”. A nivel nacional se declara una enfermedad profesional por cada 737 trabajadores, mientras que en la Comunidad de Madrid se declara una enfermedad por cada 1.663 trabajadores.

Según sindicatos “se pierde aproximadamente el 4% del producto interior bruto en costes directos e indirectos a causa de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y que en nuestra Comunidad Autónoma el coste económico de los accidentes laborales y enfermedades profesionales durante el pasado año alcanzaría los 6.900 millones de euros”.

El desconocimiento en relación con la incidencia real de las enfermedades profesionales está produciendo un déficit en su prevención. Al no ser reconocido su origen laboral, las empresas no subsanan los riesgos en los puestos de trabajo que las originan, es decir, pasan por inexistentes y en por tanto no se previenen. Esto tiene graves perjuicios para el trabajador, que ve mermada su salud y también sus prestaciones económicas al declararse como enfermedad común lo que es una enfermedad profesional.

Según los datos que maneja UGT en los últimos años, desde 2007 hasta finalizar 2017, el número de enfermedades profesionales declaradas ha venido creciendo, pasando de 1161 comunicadas en 2007 a las 1568 declaradas en 2017. De acuerdo con las cifras oficiales del pasado año relativas a la Comunidad de Madrid, un total de 855 enfermedades registradas afectaban a trabajadoras y 713 fueron a trabajadores.

Desde UGT demandan entre otras medidas, el desarrollo de la Ley 33/2011, de 4 de Octubre, de Salud Pública a la Comunidad de Madrid con la participación de las organizaciones más representativas de empresarios y trabajadores en la planificación, organización y control de la gestión relacionada con la salud laboral. También piden que se elabore un Sistema de Información Sanitaria y Vigilancia Epidemiológica Laboral que facilite la detección y declaración de enfermedades profesionales en todos los centros de salud.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre