Madrid, foto Agustín Millán

Para controlar una pandemia o una enfermedad es fundamental alcanzar la inmunidad de rebaño para contener la transmisión y eso sólo se puede producir cuando el número de personas que desarrolle anticuerpos o linfocitos T sea muy importante. De este modo, las personas estarán protegidas frente a los contagios y, en consecuencia, se contendría la circulación del virus.

Un investigador de la Universidad de Oxford, José Lourenço, ha señalado que hay determinadas zonas del mundo como, por ejemplo, el norte de Italia, zonas del estado de Nueva York y varios barrios de Madrid estarían muy cerca de lograr esa inmunidad de rebaño.

El estudio llega a esa conclusión por la importancia que tiene la inmunidad cruzada, en el mismo sentido que el estudio publicado por Nature, en el que se indicaba que un 35% de la población mundial disponía ya de lifocitos T a causa de la inmunidad obtenida contra otros tipos de coronavirus que provocan, por ejemplo, el resfriado común.

El equipo de Lourenço, además, indica que, en referencia a una nueva ola de contagios o a rebrotes, en esas zonas sería menos dura o podría ser fácilmente controlada gracias a esa inmunidad grupal. Durante los brotes que se están produciendo en estos días, se puede comprobar que en la Comunidad de Madrid, el número de contagios es menor que en otras zonas del país.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre