Pedro Sánchez, en su comparecencia de ayer

Mientras el Consejo de Ministros centra las bases de la desescalada por territorios, segunda fase del estado de alarma, se sabe ya que hay seis comunidades y las dos ciudades autónomas que registran menos de 30 contagios por 100.000 habitantes, lo que las sitúa en los territorios con una mejor situación respecto a la epidemia y para el inicio de la fase de transición que esta mañana anunciará el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Sin embargo, los habitantes de Madrid, Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha tendrán que esperar algo más de tiempo para esas medidas de alivio, con otra velocidad por territorios.

Aunque en todo el territorio pueden ya salir los niños una hora al día, y a partir del sábado podrán los ciudadanos salir a pasear o hacer deporte, hay medidas de apertura que dependerán del estado de la pandemia por zonas.

Principio de la normalidad

Las comunidades mejor situadas para el principio de la normalidad son  Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Ceuta, Melilla, Valencia y Murcia.

Así lo revelan los datos hechos públicos hoy por el Ministerio de Sanidad, y que ha puesto de relieve el responsable del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, quien habló de la disparidad de la evolución de la pandemia en el territorio español. Así, hay también seis comunidades con menos de 10 hospitalizaciones y otras ocho que no han notificado ingresos en las UCIs y cuatro, sólo uno.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorMichael Robinson, un quijote sajón que nunca encontró Osasuna pero sí a todo un país
Artículo siguienteEl Gobierno salvará a Iberia
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre