Mientras en España hay dirigentes políticos irresponsables que califican las medidas de prevención del coronavirus como un atentado contra la libertad, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha dado un ejemplo de responsabilidad a esos políticos y políticas españolas de la derecha anunciando un confinamiento atenuado para toda Francia a partir del sábado por la noche durante un mes, a lo que se añadirá un cierre de las escuelas durante tres semanas y de cuatro para la secundaria.

Macron, en una comparecencia televisada para todo el país, ha pedido un esfuerzo más a los franceses en un mes de abril que será, según el presidente francés, difícil. Lo que pretende con esta llamada a la responsabilidad es evitar la saturación de las unidades de cuidados intensivos de los hospitales de todo el país, que en algunos departamentos se han visto desbordados.

El presidente francés, de ideología neoliberal, algo que no deben olvidar todos aquellos a los que ahora se les llena la boca con la palabra “libertad” ha afirmado con rotundidad que «la situación es más peligrosa que en otoño, porque el virus es más contagioso y más mortífero», en referencia a la variante británica.

El confinamiento anunciado será el menos estricto y en el que ya están 19 departamentos, entre ellos la región de París.

Entre las medidas que conlleva este confinamiento está que los comercios no esenciales cerrarán sus puertas, aunque la lista de sectores abiertos es más amplia e incluye librerías o floristerías.

No se podrá salir de las regiones, salvo causa justificada, y la ciudadanía tampoco podrán desplazarse a más de diez kilómetros de su domicilio, excepto para trabajar o un motivo perentorio.

Por otro lado, el toque de queda se mantendrá de 19.00 a 6.00, período que fue aprobado hace dos semanas sin que nadie hiciera alegatos a la falsa libertad, como ocurre en España.

El cierre de guarderías y escuelas primarias será durante tres semanas y el de secundarias e institutos durante cuatro semanas. Comenzará la próxima semana, las clases serán impartidas a distancia en todos los centros. Luego vendrán dos semanas de vacaciones de Pascua, ya previstas, entre el 12 y el 25 de abril. El 26 reabrirán guarderías y centros de primaria, pero los de secundaria e institutos tendrán otra semana de enseñanza a distancia y no regresarán al aula hasta el 5 de mayo, cuando lo harán con aforos adaptados en función de la situación de la pandemia.

Macron ha insistido en el éxito que ha supuesto mantener el máximo posible las escuelas abiertas, frente a otros países que las han cerrado hace meses.

También señaló que aquellos padres que no puedan teletrabajar tendrán la posibilidad de acogerse al desempleo temporal (ERTE) para atender a sus hijos durante ese periodo, al tiempo que anunció ayudas a comerciantes y otros sectores para el cuidado de sus menores.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre