Gabriel García Márquez, con un ejemplar de su obra.

Desde Lo que el viento se llevó a La Colmena, pasando por El Quijote y La Biblia, pocos clásicos de la literatura han escapado a las cámaras, con adaptaciones cinematográficas y televisivas unas veces más afortunadas que otras. Sin embargo, había un título que se resistía, una de las obras capitales de la literatura del siglo XX: Cien años de soledad. Y ahora Netflix está dispuesta a solucionar ese ‘problema’.

Publicada en 1967, su autor, el premio Nobel Gabriel García Márquez, había recibido a lo largo de los años varias propuestas para plasmar en imágenes la historia de la familia Buendía y de la ficticia ciudad de Macondo. Sin embargo, el colombiano no terminaba de estar seguro de que el medio cinematográfico se adaptase bien a la complejidad de su obra, y temía que terminase por desvirtuarla; empezando por el hecho de que todos eran proyectos que se rodarían en un idioma diferente al español.

“El éxito de Narcos y de la película Roma terminaron de convencer a los herederos de García Márquez”

Ahora, sin embargo, Rodrigo García, el hijo del escritor, fallecido en Ciudad de México en abril de 2014, ha aceptado ceder los derechos de la obra a Netflix, argumentando para ello que “en los últimos tres o cuatro años, la calidad, el prestigio y el éxito de las series y las miniseries han crecido mucho”, según explicó en una rueda de prensa recogida por Europa Press. “Netflix fue una de las primeras compañías en demostrar que tenía a las personas que estaban más dispuestas a ver series que se producen en lenguas diferentes y con subtítulos. Todo lo que parecía un problema, de repente, ya no lo es”, aclaraba.

El éxito de la serie Narcos y especialmente el de la película mexicana Roma han sido cruciales en este sentido para terminar de convencer a los herederos de García Márquez. Y desde luego, también para animar a Netflix a embarcarse en un proyecto de esta envergadura, pues si bien la plataforma de streaming ya había intentado anteriormente conseguir los derechos de la novela, en el nuevo lance elevaron la apuesta con un planteamiento aún más ambicioso.

“Hemos demostrado que podemos hacer contenido en español para todo el mundo”, ha comentado en este sentido Francisco Ramos, vicepresidente encargado de las series en castellano de Netflix, quien aclaró también que los hijos y herederos de García Márquez podrán velar por la fidelidad de la historia al convertirse en productores ejecutivos del proyecto. Gestionados ya todos los permisos, ahora toca lo más difícil: poner en imágenes una de las más hermosas y complejas obras de la literatura universal.

Una captura del teaser promocional lanzado por Netflix.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre