viernes, 27enero, 2023
2.5 C
Seville

Maaza Seyoum: «Los países ricos han optado por los obscenos beneficios de las empresas farmacéuticas»

La alianza de ONG People's Vaccine ha advertido del peligro de «condenar al mundo a un ciclo interminable de variantes, refuerzos, restricciones e incluso confinamientos» si las vacunas no llegan de forma equitativa a todas las partes del planeta

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Los países ricos del mundo, concentrados principalmente en la Unión Europea, Estados Unidos y Reino Unido han recibido en el último mes más vacunas contra el COVID-19 que todo el continente africano en todo el año. Así lo ha denunciado una alianza de ONG que teme que, al ritmo actual, la primera dosis no llegará al conjunto de la población africana hasta abril de 2023.

En concreto, según se denuncia en un comunicado de People’s Vaccine, entre el 11 de noviembre y el 21 de diciembre, estos países recibieron 513 millones de dosis de vacunas, mientras que el dato global de África en todo 2021 ronda los 500 millones.

Además, sólo el 8,6% de los ciudadanos africanos cuentan con la pauta completa de vacunación, mientras que los países del G7 acumularán un excedente de 1.400 millones de dosis hasta marzo de 2022.

La alianza People’s Vaccine ha advertido en su comunicado del peligro de «condenar al mundo a un ciclo interminable de variantes, refuerzos, restricciones e incluso confinamientos» si las vacunas no llegan de forma equitativa a todas las partes del planeta.

Anna Marriot, directora de políticas de salud de Oxfam y de la citada alianza, ha denunciado, siguiendo los mismos criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que «al bloquear las soluciones reales para el acceso a las vacunas en los países más pobres», los ricos «están prolongando la pandemia y todo el sufrimiento que esto conlleva».

Por otro lado, Nick Dearden, director de Global Justice Now, comparte esta interpretación puesto que «si queremos volver a tener una Navidad normal, necesitamos vacunar a todo el mundo». Para ello, People’s Vaccine aboga por la exención de las normas de propiedad intelectual de vacunas, pruebas y tratamientos.

Por su parte, Maaza Seyoum, portavoz de la Alianza Africana para la Entrega de Vacunas, ha lamentado que, hasta ahora «los líderes del norte global han optado por los obscenos beneficios de las empresas farmacéuticas antes que por la vida de la población de África». Sin embargo, ha añadido, la variante ómicron, detectada por primera vez en Sudáfrica, «demuestra que la desigualdad en las vacunas es una amenaza para todas las personas y en todas partes».

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído