El Parlamento Israelí (Knesst) da luz verde al comité que debatirá sobre la inmunidad de Netanyahu que en noviembre de 2019 fue acusado de corrupción, apropiación indebida y abuso de confianza en tres casos diferentes. El primer ministro dijo que se trataba de una «caza de brujas».

El presidente del partido Azul y Blanco, Benny Gantz, la figura principal en la oposición a Netanyahu, quiere convocar a la comisión lo antes posible para discutir la solicitud de inmunidad.

El primer ministro pidió inmunidad a principios de enero y justificaba la petición afirmando que quería estar protegido para poder «continuar liderando a Israel en sus grandes obras».

La ley israelí establece que los ministros procesados ​​deben renunciar, menos el primer ministro. Pero, aunque puede permanecer en el cargo, no tiene inmunidad, por lo que Netanyahu ha tenido que preguntar al Parlamento.

El presidente del parlamento de Likud, formación política de Netanyahu, intentó retrasar el debate en sede parlamentaria alegando que no puede garantizar un proceso justo porque, según afirma, existe un conflicto de intereses al encontrarse el país en pleno proceso electoral.

Israel irá a elecciones el 2 de marzo, la tercera vez en un año. Los resultados de los anteriores comicios no han facilitado a los partidos israelíes poder formar una coalición de gobierno debido a una serie de bloqueos, en particular los cargos contra Netanyahu que, no obstante ha vuelto a salir elegido para seguir liderando su partido el pasado mes de diciembre.

Estas terceras elecciones no significan que el país pueda salir de su bloqueo político ya que, según encuestas, no se esperan resultados diferentes, los dos partidos principales y los dos bloques que podrían formar una coalición liderada por uno de ellos están empatados.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 5 =