Lula no saldrá de prisión. Al menos por el momento. Tras la noticia dada ayer que un juez revocada la orden de su condena y envío a prisión, a las pocas horas otro juez hizo que se mantuviera su situación de privación de libertad.

Así se inicia una guerra judicial en Brasil sin precedentes por la situación penitenciaria de Lula da Silva.

El presidente del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región de Brasil, Thompson Flores, ha zanjado la batalla judicial entre dos magistrados de esa corte por la concesión de la libertad de Luiz Inácio Lula da Silva y decidió que el ex presidente, condenado por corrupción, continúe en prisión.

Flores se ha pronunciado después de que el juez de apelaciones Rogerio Favreto volviera a pedir la liberación inmediata del ex presidente del país, encarcelado por corrupción, después de que un segundo magistrado revocara la orden y decidiera mantenerle en prisión, según informa EFE.

Favreto, juez federal de guardia en el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4), con sede en Porto Alegre, concedió un «habeas corpus» a Lula, pero la medida fue bloqueada horas después por el magistrado João Gebran Neto, instructor del caso Lava Jato en segunda instancia. Favreto pidió en su último auto que Lula sea puesto en libertad en el plazo de una hora.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre