Tras las noticias publicadas en diario16.com y otros medios sobre la intervención del Banco de Orinoco por el Banco Central de Curazao, lo que hacía más que posible una investigación judicial contra el bisnieto de Franco, Luis Alfonso de Borbón, el grupo financiero BOD que dirige a enviado a nuestra redacción un comunicado en el que se especifica que “no se encuentra en proceso de investigación, imputación o acusación por parte de ningún poder público o autoridad en ningún país del mundo”.

Luis Alfonso de Borbón recuerda a los medios que no está imputado legalmente

En dicho comunicado, también se pone de manifiesto que “algunos medios digitales han hecho eco de informaciones falsas, que han corrido de forma anónima en medios sociales sobre una supuesta imputación o investigación que hace la Fiscalía de la Isla de Cuarazao contra el señor Luis Alfonso de Borbón y otros directores del Grupo FInanciero BOD, aclaramos que esa información no es cierta, y no existe tal investigación en la Isla de Curazao ni en ninguna otra jurisdicción”.

A juicio del propio afectado y su entidad bancaria, “muy al contrario de lo que afirman las mal intencionadas publicaciones de prensa que sólo buscan desprestigiar la reputación de Luis Alfonso de Borbón, nuestro Director se encuentra en este momento en contacto directo con sus clientes y los ejecutivos del grupo en América Latina y el Caribe donde tiene operación el Grupo Financiero BOD, cumpliendo cabalmente con sus responsabilidades de manera cotidiana”.

Afectados

Los afectados, por su parte, a través de una asociación de afectados que se mueve en redes sociales a través de la cuenta @estafadosbod especifican a Diario16 que “sabemos que se está estudiando seriamente la imputación del banquero conocido como El Príncipe, ya que así se hace llamar y presentar en los actos oficiales y en círculos financieros”.

El BOD en Venezuela inició la captación de clientes para venderles dólares a un precio preferencial; ahora los clientes no pueden retirar su dinero. Según recoge TV Noticias, uno de los abogados defensores del caso, José Luis Alcalá, señaló que “el banco tiene muchas dificultades, porque utilizaron el dinero de los inversionistas para comprar bonos de la deuda pública nacional, bonos que se desplomaron en el mercado y no se han podido recuperar”.

Los afectados, tras la intervención, llevan tres años sin poder recuperar su dinero, según confirman a este medio.

La idea era que los clientes compraran dólares en bolívares y sus divisas serían depositadas en cuentas de sus bancos filiales. Unos tendrían su dinero en Curazao, otros en Panamá, en Antigua o en República Dominicana. Pero algo salió mal y los inversores perdieron su dinero. Al menos, no han podido recuperarlo hasta el momento.

Entre estos afectados se encuentra María Gabriela Valiña y su esposo que, según explica, “mi esposo y yo decidimos poner en un fondo nuestros ahorros al igual que casi todos los ahorristas y eso fue hace más de 3 años y no hemos podido recuperar nuestro dinero. Yo espero que este caso tenga el fin que deseamos, pero la angustia es grande y por lo que vemos no será nada fácil”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 4 =