Está sentado, muy cómodamente sentado, en el escenario del teatro que el Corte Inglés tiene en la planta cuarta de su centro de Callao, en Madrid España Europa. Está sentado Luis Alberto de Cuenca, y su figura forma una diagonal casi perfecta. Sus zapatos negros y lustrados brillan, los focos reverberan sobre el que está más alto pues tiene cruzadas las piernas.

La expresión es plácida y tranquila. Frente a él tiene a Gonzalo Escarpa, también gran poeta, que le hace preguntas oportunas y profundas, pensadas sin prisa y con inteligencia. Y Luis Alberto responde.

Entre respuesta y respuesta comienzan a colarse los poemas. Le acompañan como eficaces escuderos dos libros: Bloc de otoño y esa genialidad siempre viva y en continuo cambio y movimiento que es Los mundos y los días: crece y adelgaza, manteniendo el título mientras entran o salen nuevos y viejos poemas.

La sala está completamente llena. Gran éxito de Ámbito Cultural que logra el portento de atraer a más de un centenar de espectadores un lunes por la tarde para escuchar poesía; pura poesía sin afeites musicales o escénicos.

Jóvenes poetas homenajean al maestro, el público le pide piezas, que Luis Alberto busca en sus libros y, excepto una vez, encuentra.

Los poetas no tienen edad. No age people. Están más allá del tiempo. Inmortales. Como lo es, en diagonal, inmenso e inolvidable, Luis Alberto de Cuenca en el escenario del Corte Inglés de Callao: respondiendo preguntas y recitando, sin apenas moverse, durante una maravillosa hora y media.

 

(mecanografía MDFM)

Artículo anteriorEl Lobo de Españistan
Artículo siguienteEl Santander pierde más de un 60% de su valor desde que Ana Patricia Botín es presidenta
Javier Puebla ha sido galardonado con diversos premios, tanto en prosa –Nadal, por Sonríe Delgado, y Berenguer, por La inutilidad de un beso– como en poesía: El gigante y el enano: V Certamen Vicente Presa. En 2010 recibió el premio Cultura Viva por el conjunto de su obra. Es el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito un cuento al día durante un año: El año del cazador; 365 relatos que encierran una novela dentro. En 2005 fundó el taller 3Estaciones y la editorial Haz Mlagros. Cineasta, escritor, columnista y viajero: ejerció funciones diplomáticas en Dakar durante cuatro años, y allí escribió Pequeñas Historias Africanas, Belkís y Blanco y negra. Gusta de afirmar en las entrevistas que nació para contar historias, y quizá por eso algunos de sus artículos parecen relatos o cuentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here