“La resolución de Marcos Peña, árbitro designado por el Gobierno para imponer el laudo obligatorio y así poner fin a la huelga indefinida que comenzó el pasado 4 de agosto en El Prat, resulta injusta tanto para los vigilantes como para Eulen”, explica Alejandro Giménez a Diario 16, -miembro del primer comité de huelga en el aeropuerto-, y denuncia que “el laudo tiene aún peores condiciones laborales y salariales que las que proponía la Genealitat, y por tanto, barajamos volver a negociar con esta institución las condiciones que nos ofreció en su día, dejar sin efecto el laudo, además de ir a la huelga a partir del 6 de octubre”. Además, los vigilantes denuncian que Eulen incumple el laudo con los filtros en los controles de seguridad, lo que provoca que “no se puedan establecer turnos para ir a los baños y almuerzos, porque falta personal”.

Los vigilantes anuncian huelga a partir del 6 de octubre en El Prat

“Este laudo arbitral deja abierta la vía de la compensación con los pluses que ya habíamos logrado, por tanto, aunque el Ministerio de Fomento y el laudo vendan un plus de 200 euros, podríamos perder este logro y tener que renegociarlo de nuevo al dejar abierta la vía del plus del convenio para intentar compensar”, subraya Alejandro Giménez, que sostiene que “Eulen incumple con este laudo obligatorio, que exige 5 personas en los filtros, sin embargo, Eulen está dejando solo 3 vigilantes”.

En el acuerdo con la Generalitat se respetaban los pluses de 200 euros, además de poder tener 3 trabajadores en turnos de noche o horarios de menos actividad en el aeropuerto”, lo cual supone una mejora sustancial respecto a la propuesta que ha realizado Marcos Peña en su arbitraje. Este laudo provoca que Eulen incumpla porque no puede asumir estas condiciones impuestas por el laudo del Gobierno”, asevera el miembro del comité de la primera huelga.

Sí volvemos a renegociar las condiciones con la Generalitat, este laudo obligatorio quedaría sin efecto”, adelanta Giménez que califica de “desastre” este laudo arbitral.

Los trabajadores denuncian que Eulen incumple el laudo con los filtros en los controles de seguridad

Giménez señala que “esta situación de desequilibrio del laudo no nos coge por sorpresa, ya la esperábamos”. “Este laudo obligatorio está redactado con mala fe, pero no es de extrañar porque viene del Gobierno, por ello, hemos denunciado este arbitraje ante los tribunales, y no descartamos que podría ser anulado en sede judicial”, expone este trabajador que también achaca responsabilidades a Aena, “al ser una empresa pública con una participación del 51% no debería consentir este tipo de condiciones laborales para los vigilantes”. Este vigilante apunta a las numerosas denuncias que tiene Eulen en El Prat por incumplimiento en el convenio con los trabajadores.

Aena envió una carta de compromiso a la Genealitat respecto a los conflictos laborales entre vigilantes con la empresa Eulen, “pero no ha cumplido con la vigilancia debida para mediar que los trabajadores no tuviéramos que ir a la huelga”, señala Giménez, que apunta “al final Aena es la empresa que gestiona los servicios del aeropuerto, -vigilancia y limpieza-, y no debería permitir que una empresa como Eulen que no respeta el Estatuto de los Trabajadores continúe prestando servicios a El Prat”.

Los trabajadores también han convocado una manifestación a partir del próximo 27 de septiembre a favor del cumplimiento del Convenio Nacional de Vigilantes de Seguridad Privada.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre