Foto Agustín Millán.

Los vendedores ambulantes del Rastro, dentro de la Asociación El Rastro Punto Es, con apoyo de la Agrupación de Artesanos AGARTSANA y la Asociación Independiente de Vendedores del Rastro (ASIVERAS), volverán a manifestarse este domingo. No se fían del alcalde de Madrid, ni tampoco del concejal de Centro.

A pesar de las informaciones que se están publicando, el Rastro de Madrid no abrirá este domingo.

Según se ha conocido esta tarde, la Comunidad de Madrid ha dado el visto bueno a la propuesta de los vendedores ambulantes para reabrir el Rastro, un plan que busca que los edificios actúen como perímetro del mercadillo junto a vallados puntuales. El consistorio ha convocado a los comerciantes a una reunión el lunes por la tarde.

Según la Asociación El Rastro Punto Es, estás noticias un viernes por la tarde, ¿será una nueva estrategia para intentar desmovilizarnos? “Lo veremos el lunes en la reunión convocada. Porque después de los últimos sucesos, donde el Gobierno municipal dice una cosa y hace otra la confianza está suspendida”, ha señalado su portavoz Mayka Torralbo.

Seguiremos con las movilizaciones hasta que se reabra el Rastro en condiciones justas y dignas para las 1.000 familias que llevamos 6 meses sin poder trabajar en el Rastro de Madrid”, ha señalado a Diario16.

El conflicto entre el Almeida y los vendedores podría suponer la victoria de David sobre Goliat, después de que la última propuesta enviada por la asociación El Rastro Punto Es, que ha presentado el aval de un experto, haya obtenido el respaldo autonómico, que está por ver en que está condicionado y si solo se refiere a que se pueda controlar de forma efectiva el aforo para evitar contagios.

El Ayuntamiento de Madrid ha recibido este viernes el informe de la Comunidad de Madrid, que señala como “una opción razonable la propuesta de los comerciantes, siempre y cuando la disposición final del vallado, juntamente con la fachada de los edificios, permita un control efectivo del aforo dentro del perímetro del mercadillo”.

la Comunidad de Madrid desautoriza la posición del alcalde José Luis Martínez-Almeida, que se negaba a mantener el tradicional mercadillo del Rastro tal y como estaba, conservando sus ubicaciones originales y que afirmaba que, en esas calles, “no permitía garantizar la seguridad frente al coronavirus porque no se podía guardar la suficiente distancia y proponía trasladar el mercadillo a cinco zonas valladas”.

Los comerciantes, han convocado su undécima protesta tras dos meses y medio de movilizaciones, y cuentan con el apoyo de la oposición al completo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre