Los vendedores del Rastro de Madrid siguen en guerra contra el desgobierno de Almeida

Todos los grupos políticos en el Ayuntamiento de Madrid, incluido su socios, la extrema derecha de VOX exigen al Alcalde que negocie y reabra el histórico mercadillo YA

0

Los vendedores ambulantes del Rastro, dentro de la Asociación El Rastro Punto Es, con apoyo de la Agrupación de Artesanos AGARTSANA y la Asociación Independiente de Vendedores del Rastro (ASIVERAS), han logrado otra victoria que les acerca a la reapertura del rastro, frente al Alcalde de Madrid.

El Gobierno municipal de José Luis Martínez-Almeida se encuentra solo en su cerrajón. En el pleno del distrito de Centro, el partido Popular consiguió lo impensable, que todos los demás grupos votaran en contra de a sus propuestas para la apertura del Rastro de Madrid, incluido sus socios, la extrema derecha de VOX. Todos al unísono le exigieron al Concejal de Centro que negociara con los vendedores.

Una reprobación en toda regla, a un concejal que ha sido parte del problema de más de 1.000 familias, que están pasando penurias, hambre, problemas económicos graves y hasta complicaciones médicas.

A pesar de que corrigieron su propuesta anterior de trasladar el histórico mercadillo de lugar, y aunque en parte dieron la razón a los comerciantes, la realidad es que todo el peso del proyecto de reapertura, cuando se produzca, será gracias al empeño y a la buena gestión de la Asociación El Rastro Punto Es, que con su tesón están sabiendo aglutinar a miles de vendedores.

La oposición y parte de los apoyos del Gobierno del Ayuntamiento de Madrid afearon que el concejal de Centro “les hiciese votar en medio de la negociación con los vendedores ambulantes y que llevase un texto no consensuado”.

Por una vez y ojalá se repita, la especulación urbanística turística no va a ganar la guerra. No lograrán mover de lugar al Rastro de Madrid. Tampoco lograran que sus puestos se sustituyan por terrazas.

Pasadas las diez de la noche,  Más Madrid, PSOE y la extrema derecha de VOX, rechazaron la proposición del concejal ‘popular’ José Fernández, “responsable del distrito Centro y de esta sin razón” y exigieron que el Ayuntamiento alcance un pacto con los vendedores, para su reapertura segura, YA.

De nada le sirvió al concejal los parches a sus nefastas propuestas, que solo querían desnaturalizar al mercadillo, despojándole de sus ubicación original y trasladando los puestos, para que, en un futuro, cuando está pandemia acabe, que acabará, dejarán libres sus calles emblemáticas para convertirlas en lugares de especulación inmobiliaria.

El Gobierno de Almeida y Villacís eliminó de su proposición la frase “reubicar los puestos con la propuesta del distrito” y se limitó a esbozar “que el Rastro se ubicase en un emplazamiento, que cumpla con condiciones higiénico-sanitarias”. Una nueva forma de demostrar que todos estos meses han estado intentando poner piedras en el camino, sin interés real para llegar a un acuerdo.

Más Madrid acusó al PP y Cs “de poner piedras al diálogo”, al buscar un posicionamiento del Pleno cuando siguen las conversaciones. El PSOE acusó “al equipo de Gobierno de buscar hacer el aval de los grupos a su desgobierno” y el partido de extrema derecha, Vox afeó “la presentación de la proposición en mitad de una negociación” y exigió contar con el criterio de los vendedores.

El viernes pasado, Mayka Torralbo, portavoz de Asociación El Rastro Punto ES, comunicó que los comerciantes habían enviado “una nueva propuesta donde se planteaba que el perímetro fuese el habitual del Rastro, un contorno marcado por los edificios y algunos vallados”, como puede comprobarse en el vídeo, pero que difiere poco de la propuesta inicial de esta Asociación.  

El concejal Fernández defendió que su proposición era “una declaración política de intenciones y pese a seguir negociando, el problema es que el Rastro, no puede estar en la huella original porque no se cumplen las distancias, acusando a los vendedores de decir “falsedades como que el Rastro se quiere privatizar”.

Lo que dice la Asociación es que quieren iniciar la gestión privada del Rastro, puesto que el Ayuntamiento les ha exigido a los vendedores, controlar el aforo de los visitantes o que contraten una empresa de seguridad privada. “Algo impensable, pues el rastro es de gestión pública y es competencia del Consistorio, Policía Municipal y Protección Civil”, ha denunciado su portavoz.

También se les exigen que realicen el vallado del mercadillo cada domingo y también el desmontaje, que no corresponde a una asociación cultural y sin ánimo de lucro con es El Rastro Punto Es

Los vendedores ambulantes, que se manifestaron este miércoles en la plaza de la Villa,  acusan al Ayuntamiento “de dejación para no reabrir el Rastro”. En un comunicado de la asociación El Rastro Punto Es, han mostrado satisfacción al apoyo de la oposición. Mayka Torralbo, ha destacado que “van ganando muchas batallas al Gobierno, que a su juicio carece de argumentos sanitarios o de seguridad”.

Mientras que el Consistorio estudia su última propuesta los vendedores mantienen las movilizaciones el próximo domingo.

En el Ayuntamiento de Madrid, inciden en su cerrejón echando balones fuera, ya que la portavoz municipal Inmaculada Sanz a lanzado la pelota a la Comunidad de Madrid, de la que espera una respuesta para su apertura, mientras el Ayuntamiento “solo reabrirá el mercadillo cuando se den las circunstancias sanitarias y de seguridad, pero en este momento no se dan”.

Al final, David ganó a Goliat, lo mismo pasará en el Rastro de Madrid.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre