Foto: Asociación El Rastro.es

Los vendedores ambulantes del Rastro de Madrid, dentro de la Asociación El Rastro Punto Es, con apoyo de la Agrupación de Artesanos AGARTSANA y la Asociación Independiente de Vendedores del Rastro (ASIVERAS), protestaron el martes frente al Congreso de los Diputados, después de que no hayan podido volver a sus puestos desde el inicio de la pandemia.

Los vendedores del rastro de Madrid no se rinden y seguirán con movilizaciones mientras el alcalde de la capital sigue haciendo oídos sordos a sus peticiones.

La Confianza en el alcalde de Madrid, o en el concejal de Centro, se ha perdido después de muchas promesas incumplidas o más bien de muchas reuniones infructuosos.

Los comerciantes han demandado frente al Congreso a los partidos políticos que gobiernan la capital de España, que se pongan en contacto “inmediatamente con ellos para trabajar por la reapertura del mercadillo”.

Almeida ha llevado a la ruina a miles de familias que tenían sus esperanzas y su futuro en los puestos que “continúan cerrados”

Sobre todo se lo han exigido a José Luis Martínez-Almeida, un político que presume de pactar con las fuerzas políticas de oposición, pero que incumple reiteradamente sus promesas y, que ha llevado a la ruina a miles de familias que tenían sus esperanzas y su futuro en los puestos que “continúan cerrados”, mientras, “otros mercadillos privados de cara a la Navidad, se están montando en varias zonas de la ciudad”.

La Asociación El Rastro Punto Es, la asociación Argatsana y la Asociación Independiente del Rastro (Asiveras) han protestado frente a la Cámara baja invitados por la Coordinadora General en Defensa del Sistema Público de Pensiones, convocantes de la protesta.

“No aguantamos más. La situación dramática de estas mil familias es muy seria. Exigimos desde aquí al alcalde de Madrid que se ponga en contacto inmediatamente con nosotros, que no demore más el tiempo y que nos pongamos a trabajar por la reapertura del Rastro», ha denunciado la portavoz de la Asociación El Rastro Punto Es, Mayka Torralbo.

Torralbo ha reiterado que “el mercadillo será un lugar seguro porque por ello velaremos”, denunciando que “lo que no es de recibo es que mientras mantiene el Rastro cerrado esté permitiendo que se reabran mercadillos privados, como se ha decretado en varios distritos para navidades”.

“Los mercadillos privados puede ser el de la plaza Mayor o cualesquiera otros que se van a ver estas navidades en los distintos distritos, que se sitúan mercados privados. Lo que no podemos entender es que estén posibilitando que haya mercadillos privados y que el mercado más importante, donde están mil profesionales que hemos hecho una propuesta generosa (…) lo mantengan cerrado y nada más que hagan buscar una excusa detrás de otra para mantener esta situación”, ha afirmado.

Según ha detallado Torralbo, la última reunión con el Consistorio fue el 16 de octubre, de manera telemática.

Hubo, como en casi todas las reuniones, quince personas, y representando al Rastro tres. Normalmente esta es la tónica. Ahí se comprometieron a enviarnos una propuesta de reapertura donde iban a recoger algunas de las mejoras que habíamos planteado. Pero lo único que hemos recibido ha sido un correo electrónico el 23 de octubre con una carta y un resumen de la reunión, no una propuesta de reapertura que podamos someter a votación”, ha denunciado.

Los comerciantes, el 26 de octubre reclamaron por registro y por escrito esa propuesta: “Y no tenemos ninguna noticia del Ayuntamiento. Están desaparecidos”.

“otros mercadillos privados de cara a la Navidad se están montando en varias zonas de la ciudad”

Mayka Torralbo ha recordado que “la última propuesta de la Asociación El Rastro Punto Es y las demás asociaciones consiste en reabrir el Rastro con el 50 % de los puestos un domingo y el otro 50 % el otro domingo, para guardar todas las medidas de seguridad y sanitarias”. También incluye que se haga un perímetro del control del aforo de visitantes “conjunto del Rastro”.

“Esto es muy importante porque el Rastro, a diferencia de cualquier otro mercadillo del país, lo formamos tanto las tiendas que sacan sus mercancías a las puertas como los puestos de venta. Por eso entendemos que el perímetro para el control efectivo del aforo y la protección sanitaria debe ser conjunto, tal y como nos han avalado reputados epidemiólogos y expertos en seguridad”, ha añadido la portavoz del Rastro Punto Es.

Sin embargo, el Ayuntamiento “está apostando por hacer dos Rastros: Uno solo para los puestos, donde tendrían un control del aforo y estarían ubicados en las calzadas, y otro de libre tránsito para el resto del Rastro, donde las tiendas podrían sacar sus mercancías a las puertas sin ningún tipo de control”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre