El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias Turrión, ha publicado en Twitter un vídeo en el que se puede ver cómo se colocan explosivos en una sede de Podemos.

«En este vídeo podéis ver el ataque de la ultraderecha, con material explosivo, a una sede Podemos hoy mismo. El terrorismo callejero de los ultras no va a amedrentarnos. Frente a los violentos y sus blanqueadores: democracia, libertad de expresión y justicia social«, ha escrito Iglesias.

La extrema derecha ha pasado al nivel de matonismo que utilizaban durante la Transición: los ataques violentos y con explosivos a las sedes o a los centros que defienden las ideologías progresistas. En aquellos años el objetivo de esos ataques fueron los centros culturales o las librerías. El problema se dio cuando los ultras dieron un paso más y perpetraron la matanza de los abogados de Atocha.

En la actualidad, las declaraciones incendiarias de los políticos tanto de derecha como de extrema derecha en contra de los partidos de izquierda, está llevando a que los niveles de violencia se vayan incrementando. Durante el confinamiento fueron las sedes del PSOE, tal y como publicamos en Diario16. Ahora, en medio de la campaña electoral en Madrid, donde la actual presidenta en funciones, Isabel Díaz Ayuso, ha marcado los límites en la dicotomía «Socialismo/Comunismo o libertad«, el objetivo parece ser Unidas Podemos.

Durante el confinamiento, también, se pudo comprobar cómo se utilizaban como blancos en una galería de tiro las fotos de Pablo Iglesias Turrión y de otros miembros del Gobierno.

La extrema derecha ya está empezando a dar pasos de terrorismo callejero, sin que haya existido condena alguna por parte de sus aliados del Partido Popular que sólo ven agresiones cuando las producen facciones anticapitalistas o independentistas. Debe ser que los ataques de sus cachorros son el ejemplo de la lucha por la libertad.

3 Comentarios

  1. El fascismo patrio después de unos años de estar un poco amagado está volviendo por sus fueros de los años 1920-30.
    Lo mas lamentable del asunto es que como todos los cuerpos de policía están infectados de esta gentuza no se puede esperar reacción policial alguna.
    ¿Y los fiscales y jueces?
    Bien, gracias, también pertenecen al gremio.
    Y de la mayoría de la prensa, mejor no hablar.

  2. Si esto hubiera pasado en Catalunya habría sido retransmitido en directo por Farreras, Ana Rosas y compañía. Esto es el germen de la que se avecina si no lo cortan de raiz. O es que esto es libertad de expresión?
    Que poco cuesta que el fascismo salga de sus cuevas cavernicolas en España. Es lo que tiene no haber cortado de raíz cuando murió el dictador

  3. Nadie sabe nada de esta basura nazifascista,nadie,ni policias,ni jueces,ni los servicios de informacion y espias y menos sabe aun vox..
    Antes o despues volveran a repetir la matanza de Atocha,al tiempo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre