La Constitución Española garantiza la cooficialidad de todas las lenguas del Estado. El juicio contra los promotores del procés, que arranca hoy en el Tribunal Supremo, debería respetar el derecho de los procesados a expresarse en catalán durante todas las sesiones de la vista oral. Sin embargo, pese a que la instrucción del sumario ha llevado más de un año y se ha estudiado hasta el último detalle, esa garantía procesal fundamental se ha dejado para el final y a pocos minutos para que se inicie la primera jornada ni siquiera los traductores sabían si iban a poder realizar su trabajo. Hasta tal punto se ha aparcado esta cuestión para última hora, como si se tratara de un aspecto secundario, que ni siquiera los traductores sabían lo que tenían que hacer y guardaban cola, religiosamente, entre el público y los periodistas.

Uno de ellos soportaba estoicamente la situación a las puertas del Supremo desde bien temprano. «No sabemos nada, solo que tenemos que entrar por aquí como los demás», explica a Diario16. Al ser preguntado si los encausados tendrán la posibilidad de prestar declaración en catalán, el traductor aseguró que «eso es lo que se va a debatir esta mañana como una cuestión previa. Ya veremos».

A pocos minutos de comenzar el juicio más importante de la historia de España la Justicia sigue considerando que la lengua cooficial es una cuestión menor. Un argumento más para los abogados de las defensas, que insisten en que el juicio del procés no cumple con las mínimas garantías en un país democrático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − 15 =